Artículo: Fráncfort literario, por Gabriela Salmón

Ciudad: Fráncfort del Meno Agente: Gabriela Salmón Aguilera Método de investigación: La lupa literaria del tiempo y la distancia Motivo de la investigación: ¿Pues cuántos Fráncforts hay en Alemania? Esclarecer el cacao que hay en la ciudad empezando por su nombre, y la confusión entre edificios altos y modernos, otros antiguos, además monumentos intrigantes con figuras de conejos y niños despeinados, y diarios perdidos, lobos hambrientos que datan de épocas tan diferentes. ¡Prepárate a brincar en el tiempo para descubrirlo!   A primera vista parece que lo más interesante de la ciudad de Fráncfort en Alemania es el hecho de que tiene el aeropuerto más grande de Alemania, es la sede del Banco Central Europeo y el centro financiero importante con muchos bancos y edificios altos. Sin embargo, mirando bajo la lupa, hay mucho por descubrir en esta ciudad y sus alrededores, sobre todo cuando hablamos de literatura. Te sorprenderá saber que conoces seguramente mucho de lo que leerás a continuación, pero sin saber que era originario de Fráncfort. feria del libro edificio lápizAlgunos de los autores de libros, historias y leyendas que desde generaciones son conocidas por muchísimos niños en el mundo son de la región de Fráncfort. Primero que nada debemos mencionar que en Alemania hay dos ciudades con el nombre de Fráncfort y se diferencían por un tipo de “apellido” que llevan, que son los nombres de los ríos que las atraviesan, uso frecuente para nombrar las ciudades en este país germano. Así, existe Fráncfort en el Meno que es la ciudad a la que nos referimos hoy, y Fráncfort del Óder, que está en el norte del país.
Inez con Ang, el último maestro Aire
Inez con Ang, el último maestro Aire
La primera referencia con la literatura y Fráncfort del Meno se esconde tras un edificio altísimo que parece un lápiz pues su parte superior es puntiaguda y triangular. Se trata de la famosa feria internacional del libro, que es la más grande del mundo con 10 pabellones en casi 400 mil metros cuadrados llenos de puestos de libros. Para darnos una idea, en una área de esa dimensión caben 56 campos de fútbol. Aquí se reúnen también cientos de jóvenes disfrazados de figuras de manga que pasean por los pasillos y por el patio del recinto de la feria y se dejan fotografiar por los curiosos. A esto se le llama en inglés cosplay: costume + play que significa algo así como juego de disfraces. IndonesiaEn 2015 editoriales de más de cien países estuvieron presentes con sus libros y se contaron casi 300 mil visitantes en sólo cinco días. La feria del libro de Fráncfort se hace cada año en el mes de octubre y es también la más antigua del mundo, pues se celebra ¡desde hace más de 500 años!, después de que Johannes Gutenberg, un inventor que vivía a sólo 30 kilómetros de Fráncfort, inventara la primera imprenta en 1452. La técnica que Johannes Gutenberg inventó para su imprenta consistía en letras de fierro móviles que se acomodaban una por una para formar las palabras, página a página. Una vez organizado el texto de una página, las letras se embadurnaban de tinta con pequeños cojines cubiertos de piel de perro (porque no tiene poros que absorban la tinta) y se prensaban en papel. El primer libro que Gutenberg imprimió fue la Biblia, por supuesto en alemán. El Museo de Gutenberg en Maguncia, a solo veinticinco kilómetros de Fráncfort vale mucho la pena visitarlo. Junto con la Biblia están también dentro de vitrinas cerradas con temperatura regulada para mantenerlos, los primeros libros que se imprimieron en aquella época, a los que se les llama: incunables. Muchos incunables son libros de historia natural y literatura clásica publicados de esta manera durante el siglo XV. Una de las primeras ediciones de El Johannes_GutenbergQuijote de la Mancha también está en este museo. Durante la feria del libro de Fráncfort el Museo de Gutenberg ofrece demostraciones de impresión con una copia exacta del primer modelo de imprenta que se utilizó. Como dijimos antes, la feria del libro se celebró por primera vez hace más de cinco siglos. Pero no ininterrumpidamente. Durante los años de guerra se suspendió la feria por motivos obvios. La guerra siempre deja marcas y secuelas, y si nos referimos a la historia de Alemania es un tema casi inevitable. Pero también esta oscura etapa de la historia de Fráncfort durante la guerra dejó un legado literario importantísimo para futuras generaciones. Durante la segunda guerra mundial, una adolescente de apenas 13 años proveniente de Fráncfort tuvo que huir de la persecución de los nazis porque su familia era judía. Su familia se instaló en la capital holandesa, en Amsterdam, pero poco después, junto con sus padres y su hermana también ahí se vieron obligados a esconderse en la parte alta de una casa cuando el ejército alemán invadió Holanda. Fue durante su encierro en el tejado en donde la adolescente empezó a escribir un diario contando sus experiencias y sus reflexiones, sus ahnelos y sus miedos. Desgraciadamente, después de dos años fueron descubiertos y tanto ella como su hermana y su madre murieron en un campo de concentración. Solo su padre, Otto, sobrevivió al holocausto y cuando terminó la guerra en 1945 pudo recuperar el diario de su hija y publicó gran parte del mismo. El diario de esta adolescente de Fráncfort es uno de los libros más leídos y probablemente tú lo hayas leído también: El diario de Ana Frank.detalle struwwelpeter Por fortuna no solo la guerra ha marcado literariamente a esta región o “Bundesland” (Estado federado) donde se ubica Fráncfort, que por cierto en alemán se llama Hessen, en español Hesse (se pronuncia “Jesse”). También la psicología ha dejado huellas literarias en Fráncfort. El sicólogo Heinrich Hoffmann publicó en 1845 muchas historias cortas que él mismo escribió con el fin de educar mejor a sus hijos. Al final de sus historias, acompañadas de dibujos, los niños casi siempre mueren. Son historias con moraleja que parecen crueles y sin final feliz, pero este padre de familia lo hizo así utilizando la psicología de choque para concientizar a sus hijos a comer bien, a no jugar con fuego, a no renegar de tener que lavarse la cara, cortarse el pelo o las uñas regularmente. StruwwelpeterHoy en día, en el centro de Fráncfort, justo al lado de una librería de cuatro pisos con enormes y cómodos sillones rojos en los que se pueden leer los libros ¡sin tener que comprarlos! se puede ver un monumento alusivo a las historias de Heinrich Hoffman, cuyo personaje más famoso es el Struwwelpeter, en español Pedro Melenas, o Pedro Desgreñado. Por cierto el director de cine Tim Burton se inspiró en la figura de Pedro Desgreñado para el personaje de su mítica película Edward Scissorhands (Eduardo Manos de Tijera) protagonizada por Johnny Depp.   Daremos ahora un brinco más atrás en el tiempo para remontarnos al jueves 28 de agosto de 1749, fecha de nacimiento del más grande representante de la literatura alemana y co-fundador del Romanticismo: Johann Wolfgang von Goethe, también originario de la ciudad de Fráncfort. Su casa que ahora es un museo está también en el centro de la ciudad, a sólo unos 250 metros de la estatua de Struwwelpeter. La gran obra literaria de Goethe abarca desde la novela, la poesía, el tratro, hasta ensayos sobre literatura y temas científicos. Sus libros inspiraron e influenciaron también a filósofos y artistas. Entres sus obras más famosas está Fausto, y Las cuitas del joven Werther. No por nada la Universidad de Fráncfort y el Instituto Internacional para aprender alemán llevan su nombre. Al igual que el Instituto Cervantes representa la lengua y la cultura de España en el mundo, el Goethe Institut hace lo mismo con el alemán y la cultura alemana en el extranjero. Pero seguramente los autores más famosos de esta región de Hesse son dos hermanos de los cuales a continuación te contaré su historia:
bosque hermanos grimm
Bosque de los hermanos Grimm
Había una vez dos hermanos provenientes de Hannau, una ciudad ubicada a 28 kilómetros de Fráncfort, a los que les gustaba mucho estudiar. Jacob, que nació en 1785, era amante de la lingüista y de las tradiciones de los pueblos quien junto con su hermano menor Wilhelm, o en español Guillermo, escribieron decenas de cuentos para niños. Con la primera publicación de sus cuentos, el 20 de diciembre de 1812, en la que recontaron viejas leyendas y mitos provenientes de diversos países adaptándolas para niños, los dos hermanos se hicieron famosos mundialmente. Seguramente tú conoces algunas de sus historias puesto que fueron traducidas a cientos de idiomas y leídas por miles de niños. Unas hablan de princesas en desgracia que al final son rescatadas por príncipes azules o enanos bondadosos, otras tratan de niños perdidos o abandonados en el bosque a quienes se les aparece de pronto un lobo peligroso o una bruja mala que se los quiere comer, entre muchas otras más. Sí, exacto, lo has adivinado: Jacob y Willhem, o Jacobo y Guillermo son los famosos hermanos Grimm, gracias a quienes conocemos cuentos como Blanca Nieves y los Siete Enanos, La Bella Durmiente, Caperucita Roja o Hansel y Gretel.Si alguna vez viajas a Francfort, puedes visitar la casa donde vivían los hermanos Grimm en Hannau, o el museo de los hermanos Grimm en Cassel, la ciudad donde ambos hermanos estudiaron derecho y fueron muy felices por el resto de sus vidas. Y así, colorín colorado, este recorrido literario por Fráncfort del Meno en Hesse ha terminado.   Enlaces para saber más: http://www.annefrank.org/es http://www.gutenberg-museum.de https://es.wikipedia.org/wiki/Struwwelpeter http://www.guiadealemania.com/goethe-museum-y-goethe-haus/ http://www.germany.travel/es/ciudades-turismo-cultural/museos/museo-de-los-hermanos-grimm-cassel.html  

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: