Artículo: Se buscan héroes, por Javier Fernández Jiménez

Siempre quise ser el héroe. El bueno de la película, ya sabes. Creo que tiene mucho que ver con eso de haber nacido a finales del siglo pasado y haber sido un niño de los 80, bueno y con eso de haber visto mucho cine ochentero y haber leído muchos tebeos. Y es que yo tomaba nota de todo lo que había que hacer para convertirse en el protagonista (porque antes, siempre, el protagonista era el bueno, o casi siempre): Vengadoreshabía que ser leal, sonreír y resultar simpático, tener amigos en todas partes, saber disfrutar de las pequeñas cosas que te regala la vida, escuchar a los que tienes cerca, ser valiente pero no demasiado osado y saber un poco de todo para poder salir al paso de cada situación… ahora no me acuerdo de todas las cosas pero tenía una buena lista a la que le iba añadiendo cosas para no verme en demasiados aprietos cuando me tocase ser el bueno de mi película, salir siempre bien parado que se dice porque yo soy el protagonista de mi historia… bueno, y tú lo eres de la tuya ¿no? Mi lista no estaba escrita, pero sí anotada con mucho esmero en mi cabeza y en mi forma de ser.

 Ahora los buenos están (estamos, yo me considero del bando de los buenos e intento ser uno siempre que puedo, que no es nada fácil, no te creas) en horas bajas, los malos son los protagonistas del Siglo XXI, los que molan de verdad, los que mejor caen, los que se llevan siempre a las chicas… sí, eso es lo que ha querido nuestro mundo, que los malos molen mucho y sean considerados como los que mejor se desenvuelven en este mundo… que no está mal del todo, los malos son muy divertidos y suelen ayudar a que el bueno sea más grande y más Atreyumolón de lo que lo sería sin su presencia, pero eso de que haya personas que preferirían ser el Joker a Batman… lo siento, no va conmigo, yo soy más de buenos que de malos (aunque los malvados me encanten como contrapartida a los héroes).

 Quizá por esa querencia que tengo hacia el bando de los héroes haya terminado escribiendo un libro en el que un tipo corriente acaba convertido en uno, quizá Wilfredo haya nacido gracias a todas las películas que vi de niño en la que los buenos eran menos grises que ahora y en la que los malos eran malos, pero de verdad y sin guiños de simpatía hacia los que los sufríamos en una buena historia. Quizá escribo de caballeros y héroes por culpa de los Vengadores, Spiderman o el Capitán América… que siempre me encantaron como héroes.

Quijote El caso (que me enrollo, como de costumbre), es que creo… no, estoy seguro, se necesitan héroes, ahora mismo y en un futuro muy cercano. El mundo lleva unas decenas de años pareciendo que se va a ir a la porra en cualquier momento y en esta época lo parece aún más. Y un mundo que se va a la porra necesita grandes héroes y grandes hazañas para enderezarse. Creo que tú eres ese héroe que nos va a hacer falta. Tú, que eres un buen lector y un apasionado de las historias que te llegan a través del cine, la televisión, los cómics, los libros, los videojuegos… tú que, al igual que la tenía yo de pequeño (bueno, la mantengo, que lo sepas) tienes tu propia lista de las cosas que tienes que tener y hacer para ser todo un héroe de verdad. Nos van a hacer falta muchas personas como tú, niños y niñas que arreglen lo que los mayores estamos dejando fatal en el mundo, soñadores capaces de poner en marcha soluciones que nos unan y nos conviertan en un frente común frente a todos los peligros que nos pueden llegar de muchas partes (y que ya nos están llegando).

 Ha habido muchos héroes reales en el mundo… algunos son muy conocidos, a ver, se me ocurren ahora mismo Gandhi, Malala, Vicente Ferrer, Félix Rodríguez de la Fuente, Irena Sendler… algunos ejemplos de que los héroes existen, que son de verdad, que no son solo los protagonistas y sufridores de nuestras historias favoritas, que si alguien se lo propone realmente puede terminar siendo un héroe real, en

(FILES) A file photo taken 01 February 2007 in Warsaw shows 97-year-old Polish social worker Irena Sendler, who saved the lives of some 2,500 Jewish children in Warsaw during World War II by smuggling them out of the ghetto set up by the Nazis. Poland paid tribute 14 March 2007 in Warsaw to Sendler in her absence due to her frail health. Polish President Lech Kaczynski said during the ceremony held at the Senate that Sendler was a heroine worthy of being nominated for the Nobel Peace Prize. AFP PHOTO / STACH ANTKOWIAK (Photo credit should read Stach Antkowiak/AFP/Getty Images)
Irena Sendler

alguien capaz de las hazañas más impresionantes y, aparentemente, imposibles.

 Estoy seguro, tú vas a ser un héroe. Vas a contribuir a que este mundo sea un rincón mejor. Tenemos muchos frentes abiertos, muchos peligros, muchos enemigos de la vida en común, de la Tierra, de la paz… pero ahí estás tú, junto a millones de personas en todo el mundo, tú que has leído aventuras capaces de quitar el aliento, tú que has visto a personas insignificantes derrocar tiraos, tú que has soñado con ser algún día Atreyu, Tanis, Aragorn, Batman o Katniss… tú eres nuestra última esperanza, nuestro elegido, el protagonista de una profecía que aún no ha escrito nadie, el portador del arma definitiva contra la locura y las injusticias… tú tienes que ser nuestro héroe.

 A ti, que vivirás grandes hazañas y harás de nuestro mundo, por fin, un lugar genial en el que vivir en paz y junto al resto de personas, te dedico estas palabras, porque los lectores, los buenos lectores, son los que saben lo necesarios que son los héroes.

 Conviértete en el nuestro.

 Javier Fernández

Menudo Castillo

@Castillos_Aire

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: