Crónica del desayuno de prensa “Bajo el paraguas azul”, de Elena Martínez Blanco

Desayuno de prensa Bajo el paraguas azul Acaba de empezar octubre y Elena Martínez Blanco nos ha invitado a desayunar en Liberespacio, un pequeño paraíso de literatura infantil y juvenil en pleno Madrid, para presentarnos su última creación: Bajo el paraguas azul. Elena nos ha hablado de acoso escolar, de los peligros del mal uso de Internet, de negligencias, y de errores. Porque el caso de Glauca, la protagonista del libro, podría ser el de cualquiera de los niños y adolescentes que sufren cada día el acoso de algún compañero de clase. Sólo hay que ver las noticias para darse cuenta de que todo esto pasa en la vida real y supone un problema muy grave que a menudo no se trata con toda la firmeza que se debería. Elena es profesora y sabe de lo que habla porque lo ha vivido en varias ocasiones. Sin embargo, también nos ha hablado de amistad, de compromiso y de amor. Nos ha contado que, por lo P1060687general, pedir ayuda es el reto más complicado al que se enfrenta un niño cuando está siendo acosado; ya sea por miedo o por vergüenza, suelen callarse hasta que ya es demasiado tarde y el problema explota. Por eso, a través de la historia que cuenta en esta novela, ha querido ofrecer un rayo de esperanza y demostrar lo importante que es hablar y pedir ayuda. Bajo el paraguas azul es un libro juvenil, sin duda, no obstante ha querido dejar clara la importancia de que los lectores no solo sean adolescentes, sino también padres y profesores. Siempre ha habido acoso en las aulas, siempre ha existido el típico niño que se divierte poniendo motes a otro, ya sea por su aspecto físico o por cualquier otra cosa, sin embargo, como ha comentado Elena, el tipo de acoso ha cambiado con los años. Antes, los ataques se limitaban al interior del colegio, pero ahora, con Internet y los teléfonos móviles, la víctima no consigue desconectar en ningún momento y las consecuencias se multiplican, haciendo partícipes del acoso incluso a desconocidos. P1060693Por último nos ha confesado que algunos de los personajes del libro están basados en personas reales y ha querido mencionar los dos tipos de profesores que aparecen reflejados: los que se implican con sus alumnos porque esa es su vocación y aquellos a los que ni siquiera les gusta estar entre adolescentes. Para terminar, la cantautora Davinia Pastor, acompañada de su guitarra, ha interpretado Me haces respirar, un tema dedicado a esa persona que siempre está ahí para tendernos la mano cuando creemos que todo está perdido. Esta canción se ha convertido en la banda sonora de la historia de Glauca.   Inés Díaz Arriero @inesseni13

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: