Crónica: Encuentro con Rocío Carmona

ENCUENTRO CON ROCÍO CARMONA P1060701«Dos almas antiguas que se reencuentran en otro momento de la existencia. Como esa sensación de que ya conoces de antes a una persona que acabas de ver por primera vez.» Así es como Rocío Carmona define su última novela, Huziel significa te quiero, publicada recientemente por La Galera. Nos confiesa que desde hace un par de años ha empezado a creer en la existencia de algo después de la muerte, lo que le ha ayudado a crear esta novela. Y, por cierto, si ella se reencarnara le gustaría hacerlo en un gato. El término que da título al libro es una palabra inventada, la primera que surgió para esta novela, y que ahora los lectores están empezando a utilizar en el mundo real. Rocío nos cuenta que Huziel es una novela juvenil, más juvenil que las anteriores que ha publicado y a su vez muy diferente. La novela mezcla tres géneros (romántica, thriller y fantasía) y cuenta una historia de AMOR —sí, con mayúsculas— que lo supera todo. La autora sigue manteniendo la protagonista femenina, pues dice que por el momento no se encontraría cómoda si fuera de otro modo, y de nuevo nos muestra a una mujer en medio de un proceso de búsqueda y crecimiento personal; es joven y se está probando a sí misma. Y aunque la historia puede parecer que es todo fantasía, en ella también aparece reflejado un tema tan de actualidad como es el bullying. Nos contó que en sus novelas siempre le gusta incluir alguna «situación límite» que pueda ayudar a los lectores que hayan pasado por algo parecido a sentirse comprendidos y quizá atreverse a dar el paso de abrirse para pedir ayuda o dejar de sufrir en soledad. ¿Y de dónde surgió la idea para Huziel? De una imagen. A pesar de que nunca ha practicado buceo porque le da P1060698pánico, el punto de partida de esta historia fue la imagen de un beso debajo del agua. Una escena muy parecida a la que aparece en la portada que, por cierto, es preciosa. A partir de ahí comenzó el proceso de documentación, en el que siempre aprende cosas nuevas. En este caso no había demasiada información sobre la Atlántida, por lo que tuvo mucha libertad para dar rienda suelta a su imaginación. Sobre su método de trabajo, nos explica que ella es de lo que se conoce como «escritor mapa», es decir, aquellos escritores que antes de empezar a escribir una novela necesitan tenerla planificada a través de esquemas, tarjetas o resúmenes. En su caso, trabaja con conjuntos de cinco capítulos y escribe siguiendo un orden lineal. Por último nos habla de la típica pregunta que ronda la cabeza a muchos lectores: «¿Cuánto habrá del autor en estos personajes?». En su caso sí que en ocasiones se inspira en persona reales para hacer las descripciones físicas, pero no suele meter de manera consciente rasgos de su propia personalidad en los personajes que crea. Sin embargo, cuando pone distancia y deja pasar el tiempo sí que se da cuenta de que, en ocasiones, los personajes han heredado algún detalle de ella. Como curiosidad, nos cuenta que intenta leer todo tipo de ficción, aunque últimamente tiene poco tiempo, y que su vía de escape es la música: si alguna vez no la encontramos, seguramente estará en algún lugar cantando. Como la misma autora manifiesta, es muy difícil hablar de esta novela sin hacer spoilers. Así que yo ya lo dejo aquí. Vosotros podéis leer la reseña unas páginas más adelante o directamente sumergiros junto a sus protagonistas en el misterioso mundo de la Atlántida. Inés Díaz Arriero @inesseni13  

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: