Crónica: Presentación de “El enigma del cuadro robado”, de Anabel Botella Soler

CUADRO-ROBADO-201x300Son las 18.30 horas de un viernes, 17 de abril de 2015. Llego puntual a mi cita, y eso a pesar de mi nulo sentido de la orientación (¡bien!). El encuentro no es otro que la presentación de la nueva novela infantil de Anabel Botella en la librería Bibliomanía (Valencia), “El enigma del cuadro robado”.

Nada más entrar en la tienda veo que la sospechosa está a punto de ser pillada con las manos en la masa. Efectivamente. Se encuentra encargándose de divertir a los jóvenes asistentes que ya han llegado al lugar, charlando con ellos sobre su libro y sobre muchos otros que los pequeños le comentan.

Tras unos minutos de cortesía en los que esperamos a más futuras víctimas de la diversión que allí va a tener lugar, comienza la presentación. Oímos como el encargado de la editorial presenta a Anabel con elogios y da paso a la protagonista parar que nos hable de su libro.

Anabel Botella toma la palabra con desparpajo, saludando en primer lugar a los más pequeños del local. Les pregunta sobre si, como a ella, les gusta descubrir enigmas y por qué no, meterse en algún lío que otro. La primera respuesta son susurros de un público un tanto vergonzoso, posiblemente poco acostumbrado a que se le preste tanta atención. Pero poco a poco se suceden los comentarios. ¡Claro que les encanta descubrir enigmas!, ¿a quién no? Y para eso, “El enigma del cuadro robado es perfecto”. Porque qué mejor que un libro lleno de misterios para saciar 20150417_192704nuestras ansias de aventuras.

Así que, siempre atenta a todas las observaciones del público, la autora comienza a contarnos qué es lo que vamos a encontrar en su libro. Conforme avanza y nos habla sobre Gloria y Eva, las protagonistas, y cómo intentarán descubrir un misterioso robo en casa de los abuelos de una de ellas durante sus vacaciones de verano, los dientes del personal se van poniendo cada vez más largos, y se remueven nerviosos en sus asientos. La historia lo merece, desde luego, y lo mejor de todo, se trata de una aventura de las que podrían ocurrirles a cualquiera de ellos. Al menos sus ojos demuestran que así lo ven. Y es que no hay nada como sentirse identificado con las andanzas y correrías que lees, sobre todo cuando eres un niño.

Para terminar la presentación, Anabel realiza un taller en la que todos los pequeños tendrán que inventarse y dibujar a su propio malvado de novela. 20150417_192831Narices enormes, verrugas, pelo revuelto, dientes feos y rotos y demás fealdades son el resultado de esta divertida actividad.

Casi sin darnos cuenta llegamos al final de la presentación. Se da paso a las firmas, donde los pequeños que han adquirido la novela se acercan a que la autora les dedique personalmente el libro, y nos despedimos hasta la próxima, que dado lo fabuloso de esta historia, no tardará en llegar.

Vanesa Hildy @vannessiya

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: