Crónica: presentación de La Guerra Civil contada a los jóvenes de Arturo Pérez-Reverte (Ilustrado por Fernando Vicente).

  Captura de pantalla 2015-11-22 a las 18.42.12 Booktrailer:    https://www.youtube.com/watch?v=JcTIVAKuNs8 El pasado viernes 6 de noviembre tuvo lugar una de esas presentaciones que suelen causar expectación. Citados los principales medios de prensa cultural del país a las 11:00, Arturo Pérez-Reverte llegó a la sala cinco minutos más tarde, disculpándose en nombre de Fernando Vicente, quien llegaría minutos más tarde debido al atasco. Todo comenzó cuando Pérez-Reverte leyó en un libro de literatura para jóvenes de instituto que «Antonio Machado, que fue un buen poeta, se fue a Francia y allí murió». En las últimas décadas la Guerra Civil ha sido escamoteada del discurso público, simplificando su discurso hasta niveles vergonzantes. «Hemos querido proteger de nuestro pasado a nuestros propios hijos» afirma el autor de El Club Dumas, «hasta tal punto que lo que les llega o son mentiras o bien medio verdades». La primera novedad de La Guerra Civil contada a los jóvenes es que no se trata de una novela tal y como nos viene acostumbrando el autor, pero tampoco un libro de Historia. «Lo que he pretendido con el libro es dar unas pinceladas generales sobre lo sucedido en la contienda, evitando discursos partidistas o adjetivos de buenos y malos». Lo ideal, afirma Pérez-Reverte, es que después de leer el libro quieran saber más, y es ahí donde intervienenCaptura de pantalla 2015-11-22 a las 18.41.05 los libros de Historia. Fiel a su estilo, la obra se compone de treinta capítulos de un párrafo cada uno, en donde se sintetiza un aspecto o periodo concreto de la Guerra Civil. El modo de trabajo empleado por el escritor ha sido documentar cada apartado con múltiples libros de Historia, destacando los trabajos de hispanistas como Ian Gibson o Antony Beevor, reduciendo al mínimo conceptual las ideas para que tengan la mayor fuerza y objetividad posibles. Fernando Vicente ha destacado este último año por las ilustraciones de Drácula de Bram Stoker (Editorial Reino de Cordelia, 2014) aclamadas por la crítica en la Feria del Libro de Madrid de 2015. A pesar de que su nombre aparezca empequeñecido en comparación con el de Arturo Pérez-Reverte en la cubierta, es el escritor quien recuerda a los medios de prensa que sin su trabajo y aportación este libro nunca hubiera visto la luz. En pocos trabajos se compaginan tan bien texto con ilustración, acompañándose el uno al otro en todo momento. La ilustración, lejos de ser un residuo secundario del libro, cobra una fuerza especial en La Guerra Civil contada a los jóvenes. La técnica utilizada por el dibujante es en acrílico sobre papel en caballete. El tono de la mayoría de las ilustraciones recuerda al sepia, blancos y negros, azules y verdes, en general tonos apagados. Con ello se busca «transportar al lector a la época, contextualizar lo sucedido». Cubierta APR.inddYa en rueda de prensa, se hace hincapié en la didáctica del libro. Tanto Vicente como Arturo remarcan los aspectos visuales y educativos, rechazando los detalles rigurosos propios de manuales más avanzados. «Con ello no se busca otra cosa que suplir un vacío que los planes educativos de los últimos años han creado en el conocimiento de nuestra Historia más reciente» afirma Fernando Vicente. Pérez-Reverte añade «que lo fundamental es tener a una juventud preparada, educada y formada, capaz de tener referencias históricas que ayuden a entender nuestro presente, siendo esta la única manera de ser una sociedad seria y respetable». Al finalizar el encuentro, los autores de La Guerra Civil contada a los jóvenes dedicaron los ejemplares a todos los que quisieron acercarse a la mesa. Antonio Sanz Egea @crimenon

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: