Entrega de los Premios Edelvives 2015

PREMIOS EDELVIVES 2015 IMG_20150603_100310copiaMartes 2 de junio de 2015. Complejo Duques de Pastrana. Madrid. Un grupo de agentes de El aLIJo se infiltra entre los asistentes a la gala de los Premios Edelvives 2015. Un mensaje en nuestro correo electrónico nos había avisado de que durante la tarde y parte de la noche iban a ocurrir cosas inexplicables en pleno corazón de Madrid, así que enseguida nos pusimos en marcha. Vestidos de civiles, nos dirigimos hacia la entrada. El patio exterior está lleno de gente, más de dos mil personas amantes de los libros se han reunido para la ocasión, así que no nos resulta demasiado complicado pasar desapercibidos. En la puerta, tras comprobar nuestras invitaciones, nos hacen entrega de un paquetito misterioso con una advertencia muy precisa: “No abrir hasta recibir instrucciones”. A simple vista parece inofensivo pero no tenemos ni idea de lo que puede esconder en su interior. Lo miramos con recelo, pero al final decidimos guardarlo para no llamar la atención. Entramos en una sala llena de sillas. No hay mucha luz y de fondo se escuchan unas voces entrelazadas; resulta imposible descifrar lo que dicen. ¿Será algún tipo de mensaje en clave? Nos sentamos y observamos a nuestro IMG_1240alrededor. Distinguimos las caras de algunos escritores e incluso nos parece ver a lo lejos a una de las protagonistas de la noche. De pronto las luces se apagan y sobre el escenario aparece Jorge Blass, el conocido ilusionista. Él será nuestro maestro de ceremonias así que lo mejor será no perderle de vista. Lo primero que hace es convertir un trozo de papel en una pajarita. La hace volar. Y de pronto esa pajarita ya no está, sino que es una paloma de verdad. Y enseguida esa paloma deja de ser una para ser tres. Y de pronto ya no están y en su lugar ha aparecido una chica. Estamos desconcertados y el espectáculo no ha hecho más que empezar. Barajas de cartas invisibles, papeles que adivinan el nombre de alguien del público, una bola de bolos que cae de dentro de una libreta… La magia ha invadido toda la sala y nosotros no queremos ni parpadear por miedo a perdernos algo. Desde detrás del escenario entra un niño pequeño que camina despacio con una mano sobre los ojos a modo de visera. Parece que busca a alguien. Dice que se llama Gustav y que viene de 1938. Busca a Nacho, pero no sabe explicar nada más. Claro, pobrecillo, un viaje tan largo tiene que dejarte de lo más desorientado. Por suerte, Elena IMG_1242Alonso Frayle enseguida acude hasta él, lo toma de la mano y nos cuenta a todos su historia. Y es que el pequeño Gustav se ha escapado de entre las páginas de Los niños cantores, la novela ganadora del XXVI Premio Ala Delta. Después de esto, en la sala empieza a haber relámpagos. Todo el ambiente se vuelve un poquito tétrico y un espeluznante personaje encapuchado se para en el centro del escenario. Tenemos un poco de miedo pero en cuanto se quita la capa se nos pasa, pues escondido debajo está Heinz Delam, el autor ganador del XV Premio Alandar. Su novela La casa de los sueños olvidados está basada en los sueños lúcidos, así que nos explica un poquito de qué se trata. Después, él mismo prende fuego a un trozo de papel que se transforma en su premio. Por último, hay que entregar el Premio al Álbum Ilustrado. Jorge Blass nos cuenta que la autora no ha podido asistir a la gala porque se encuentra en Lisboa, pero que ha enviado un paquete con ilustraciones para que por lo menos podamos verlas. Su ayudante lleva la caja hasta el centro del escenario y el mago juega un poco con ella, la levanta, la hace levitar y la abre, claro. Pero dentro no hay ilustraciones, no. ¡Dentro está Eva Sánchez Gómez! ¿No os parece una forma de viajar maravillosa, eso de ir en caja? La autora de Dip nos cuenta la leyenda de Pratdip, en la que se inspiró para crear su álbum, y con un juego de cartas nos enseña algunas de las ilustraciones.IMG_20150603_100127 La gala está a punto de terminar pero todavía queda descubrir qué esconde el paquetito misterioso que nos dieron al entrar. Os acordáis de él, ¿verdad? Jorge Blass nos manda abrirlo y dentro encontramos una pequeña baraja de cartas. Pero no cartas normales, sino que cada una de ellas tiene escrita una palabra: sueño, petirrojo, niño… Y en una aparece el eslogan de los premios “AHORA LO LEES”. El presentador nos pide que hagamos magia con él y nos promete a cambio que si lo hacemos bien tendremos muchísimos éxitos en 2015 y 2016. Así que nos ponemos a seguir sus instrucciones lo más concentrados que podemos. Tenemos que mezclar las cartas, cortar, tirar una al aire, mezclar más, cambiarle una a nuestro compañero, volver a mezclar, tirar otra al aire… Y así hasta que solo nos queda una carta a cada uno. Y al darle la vuelta… ¡todos tenemos la carta con el eslogan! ¡Somos magos! Antes de despedirse, Jorge Blass hace nevar y todo el suelo se cubre de copos blancos. ¡Y con el calor que hace! Para terminar la noche, nos vamos a un patio interior a celebrarlo. Allí nos regalan las dos novelas ganadoras y una carpetita con ilustraciones del álbum, que todavía no estaba terminado. También nos invitan a canapés y bebidas. IMG_1247Y, aunque parece que todo ha acabado ya, antes de marcharnos podemos estar un poquito con los autores, los verdaderos protagonistas de la noche. Ellos, a pesar del cansancio, no dudan ni un segundo en dedicarnos sus novelas y charlar un poquito con nosotros. Fueron muy simpáticos y amables. Fue una noche mágica e inolvidable. Ahora, ¡a leer!   Inés Díaz Arriero @inesseni13

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: