Entrevista a Holly Smale

Holly Smale es una joven escritora británica que en 2004 ganó el premio Waterstones Children's Book por su primer libro, Geek Girl. Durante el mes de marzo visitó Madrid para presentar a Harriet Manners a los lectores españoles y tuve la enorme suerte de poder hacerle unas preguntas.

Pero antes de nada, quién mejor que ella para contarnos qué podemos encontrar en Geek Girl:

Geek Girl está basado en algo real que me sucedió a mí cuando era adolescente. Harriet tiene quince años, es una inepta social, impopular en la escuela y víctima de bullying. Un día va de excursión con el colegio a una feria de moda y es descubierta por una agencia de modelos. A ella no le interesa la moda ni le importa si a la gente le gusta o no. Harriet lo considera como una oportunidad para cambiar su vida, para convertirse en el tipo de persona que es como todo el mundo. Y aunque al final no consigue lo que va buscando, aprende muchas cosas sobre ella misma en el proceso y se da cuenta de que puede ser “autosuficiente”.

Es muy valiente compartir con tanta gente una historia tan parecida a la que ella misma vivió, ¿no osP1060374copia parece? Se lo digo y me da las gracias. Después me cuenta cómo surgió la idea de escribir Geek Girl:

—En realidad fue un accidente. Ya con cinco años quería ser escritora. He escrito muchas historias pero no fue hasta los veinticinco o veintiséis años cuando terminé mi primera novela para adultos, que no tenía nada que ver con esto. Entonces mis amigos me dijeron que por qué no escribía un libro contando mi experiencia como modelo adolescente, que sería muy interesante. Eso fue algo que no me atrajo demasiado porque yo no era muy buena en moda ni siendo modelo, era algo que no me interesaba. Así que me senté y escribí “Me llamo Harriet Manners y soy una geek”. Este comienzo me entusiasmó y me di cuenta de que no quería escribir una historia sobre modelos, sino sobre cómo me sentí al no encajar, al no saber quién era ni quién quería ser. Y simplemente me vino a la cabeza esta versión de comedia actualizada del Patito Feo, una especie de mezcla de cuentos pero con un giro al final.

Supongo que para escribirlo tuviste que regresar a tus años de instituto. ¿Cómo fue la experiencia de rememorar esa etapa?

—Creo que en muchos aspectos no he cambiado demasiado de cómo era cuando era adolescente. Aquellos años fueron bastante traumáticos para mí y los tengo recientes. Así que cuando escribía sobre Harriet me resultaba muy fácil retroceder a esos años y recordar cómo me sentía, lo dramático que era todo y cuánto dolor sentí. Probablemente fue tan sencillo volver a ser una chica adolescente porque hay una parte de mí que aún no ha crecido.

Una de las partes más originales del libro es la cantidad de cosas curiosas que sabe Harriet. ¿Las sabías antes de escribir el libro? ¿De dónde las sacaste?

—Cuando empecé, cuando me senté y escribí “Me llamo Harriet Manners y soy una geek”, terminé rápidamente dos capítulos, en más o menos media hora, y metí cosas que ya sabía. Pero a partir de entonces comencé a tomar notas y a recopilar datos en libros, enciclopedias, diccionarios, Internet, documentales… En los libros hay muchos datos así que tengo que llevar la cuenta y recordar los que ya he utilizado para no ponerlos dos veces. Cada vez resulta más difícil encontrar hechos verdaderamente interesantes pero a la vez es muy divertido.

PortadaTodos los personajes de Geek Girl son muy interesantes. ¿Nos podrías contar un poco más sobre ellos?

—Este es un libro sobre una chica geek pero en realidad no trata solo sobre ella; por ejemplo, aparece Toby, el “acosador” de Harriet, que es un gran geek, incluso más que ella. Y espero que los demás personajes, aunque no sean geeks, también resulten sorprendentes e interesantes en cuanto a su complejidad.

Tenemos a Nat, la mejor amiga de Harriet. Son amigas desde que eran muy pequeñas y son muy diferentes: Nat siempre está a la última, es experta en ropa, bastante atractiva, con buen gusto y no es tan tímida como Harriet. Su amistad es un poco inusual pero ellas se quieren a pesar de sus diferencias.

También está Toby, que es un “acosador” y un geek elevado a un millón. Siente adoración por Harriet y la sigue a todas partes como un perrito faldero.

Además, yo quería mostrar un núcleo familiar fuerte. En muchas novelas para adolescentes los padres están ocupados o ausentes pero, por mi experiencia personal, los adolescentes tienen una relación de amor-odio con sus padres: los quieren mucho pero a la vez desean tener libertad. Así que creé una familia unida y que tiene mucha importancia para Harriet. Su padre, Richard, es un inconformista, se siente muy joven y es muy inmaduro; está casi completamente basado en mi padre. Anabel es su madrastra desde que Harriet era muy pequeña. Tienen una relación muy estrecha a pesar de no estar unidas por la sangre y Harriet es muy parecida a ella. Es muy decidida, muy leal y siempre está calmada.

También tenemos a Nick, el enamorado, que es mitad australiano, mitad japonés. Es un supermodelo, está todo el tiempo muy sereno y despreocupado y se ríe mucho.

Wilbur es muy extravagante y ostentoso; es el representante de la agencia de modelos y tiene un papel como de hada

madrina de cuento.

Y luego hay algunos personajes muy diferentes como Alexa, la horrible chica del colegio que lleva a Harriet a la miseria.

¿Y qué se siente cuando ves por primera vez tu libro en una librería?

—¡Fue increíble! Hace dos años que salió en Inglaterra pero aún hoy siempre que lo veo en una librería sigo sintiéndome entusiasmada. Estoy muy orgullosa de que algo que yo escribí se haya convertido en algo que alguien P1060375quiera leer.

¿Por qué la gente debería leer Geek Girl?

—Creo que todo el mundo en algún momento siente que no encaja y tendemos a pensar que podemos ser mejores o parecernos más a otra persona. Sin embargo, creo que es muy importante que todos aprendamos a querernos tal y como somos, a ser nosotros mismos y a dejar que los demás también lo sean: vive y deja vivir. Espero que esto haya quedado plasmado en Geek Girl, pero siempre acompañado por un toque de comedia. La comedia es muy importante en los libros y en la vida en general. Tienes que experimentar la vida con sentido del humor porque si consigues reírte de las cosas que te hacen daño tu vida será más fácil. Creo que es muy importante defender este tipo de ideas en los libros.

¿Cuántos más libros de Harriet Manners vamos a poder leer?

—En España, no estoy segura. De momento parece que habrá tres y luego tal vez más. En Inglaterra son seis, así que depende de cómo funcione, supongo. La serie completa son seis libros.

Muchos de nosotros nos hemos sentido frikis en algún momento. ¿Qué le dirías a alguien que se siente un geek?

—Le diría que aquellas cosas que te hacen destacar como diferente y te hacen sentir que no te aceptan, que no eres popular o que no encajas cuando eres niño o adolescente, son las cosas que cuando creces aprendes a apreciar como las mejores partes de ti mismo, las que te hacen ser único y especial. Le diría que estuviera orgulloso de las cosas que le interesan y que no trate de cambiarlas para sentirse integrado entre el resto de la gente porque al final las cosas que más te gustan son lo que eres.

Nuestra revista trata sobre literatura infantil y juvenil. ¿Qué tipo de libros te gusta leer?

20150327_110240—Me gusta leer muchos tipos de libros diferentes. Cuando era pequeña me gustaba mucho la literatura de la época victoriana y para adolescentes: libros como Anne of Green Gables, What Katy Did y similares. Ahora de adulta trato de leer muchos ensayos y literatura de ficción contada por voces femeninas como Kate Atkinson, Donna Tartt o Margaret Atwood. Pero también me gustan los grandes autores americanos del siglo XIX como John Steinbeck o Fitzgerald. Así que sí, una selección muy amplia.

Saludos de Holly Smale para la revista "El aLIJo":

   

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: