Entrevista a la Biblioplaya de Xilxes (Castellón)

ENTREVISTAMOS A LOS RESPONSABLES DE LA BIBLIOPLAYA DE XILXES (CASTELLÓN) Tuve la oportunidad de visitar Xilxes durante el verano del 2013 coincidiendo con la presentación de mi librito juvenil Sucedió en Begastri. Me pareció un pueblecito mágico, ideal para pasar unas bonitas vacaciones en familia disfrutando de las aguas del Mediterráneo y dando largos paseos en bicicleta. En la biblioplaya pude sentir el calor de sus usuarios que me recibieron con mucho cariño y llenaron los bancos sobre la arena para escucharme. Hoy os animo a que la conozcáis conmigo a través de esta pequeña entrevista. ENTREVISTA.
  1. ¿Cuántos veranos lleva funcionando la Biblioplaya de Xilxes?
-Desde 2010, así que este es nuestro 6º año
  1. ¿Cuánto tiempo permanece abierta durante los meses estivales? ¿En qué horario?
-Abrimos en julio y agosto, todos los días de 17:00 a 21:00
  1. ¿Cómo se os ocurrió trasladar la biblioteca de un espacio cerrado hasta la playa?
-Surgió de una charla sobre los buenos resultados de este tipo de iniciativas en otros municipios turísticos, a lo que siguió una propuesta escrita y finalmente el encaje de la biblioteca de la playa en el proyecto del oasis cultural, que consiste en un espacio en la misma playa donde se ubican la biblioteca y la escuela de verano y donde se realizan actividades culturales.
  1. Seguro que hay muchos niños que se acercan hasta la biblioplaya, ¿qué tipos de libros o títulos son los preferidos de estos lectores? ¿Cambian mucho sus preferencias respecto al invierno?
-Los gustos no varían con respecto a lo que se lee en invierno. gustan mucho las series de moda (Gerónimo Stilton, xilxes2Diario de Greg, los libros de Blue Jeans...) y los géneros habituales: aventuras, misterio, fantasía.... los cómics se utilizan mucho, son una lectura rápida y más ágil que los libros, adecuada para los niños a los que sólo les apetece estar un rato leyendo en la terraza.
  1. Sé que habéis organizado durante estos veranos varias actividades dedicadas al público infantil y juvenil ¿Qué nos podéis contar de ellas? ¿Cuesta acercarlas a los chavales?
-Comenzamos a realizar actividades en el tercer año de la biblioteca de la playa. Al principio consistían únicamente en facilitar material de dibujo a los niños. Al ver que la respuesta era buena se organizó un concurso, al que siguió un programa variado de actividades. Este año, por ejemplo, hemos programado talleres de manualidades, de música, de baile, de creación de cuentos, concursos de dibujo y relatos, narración de cuentos... -Dar a conocer las actividades siempre encierra cierta dificultad. La mayoría de niños que participan son usuarios habituales de la biblioteca de la playa, es decir que en un primer momento acuden porque les gusta leer y después se interesan por las actividades. Ir más allá de este grupo es complicado.
  1. ¿Cómo animaríais a otros ayuntamientos para que acercaran la lectura a las playas y piscinas? ¿Se necesita hacer una inversión económica muy grande para que esto funcione? -es una forma de darle vida a la biblioteca durante el verano al facilitar el acceso a usuarios que, de otra forma, no harían uso del servicio. Muchas personas asocian el tiempo de ocio con la lectura pero por diversos motivos no recurren a la biblioteca (desconocimiento, pereza/comodidad, necesidad de desplazarse...). Si se les facilita el acceso, los resultados pueden ser muy positivos. Nuestra experiencia así lo demuestra. Desde que se abrió la biblioteca de la playa, el xilxesuso del servicio en verano ha aumentado de forma notable (entre un 100% y un 200%)
-También funciona como un dinamizador cultural y de ocio en zonas turísticas. Además de los servicios habituales, como la consulta y préstamo de libros, se puede realizar todo tipo de actividades de animación a la lectura (como las mencionadas en la pregunta anterior). -El coste, si es necesario, se puede ajustar mucho. En nuestro caso básicamente al personal que atiende la biblioteca en la playa (una persona a media jornada). Los libros forman parte del fondo de la biblioteca municipal. Las actividades se planifican y organizan en la biblioteca y para realizarlas se cuenta con personal de apoyo que no se dedica a tiempo completo en la biblioteca (como mucho se podría considerar otro puesto a 1/3 de jornada o menos). A todo eso hay que sumar el coste de mantenimiento, que suele ser muy reducido. Por supuesto hay que considerar una inversión inicial para el acondicionamiento de las instalaciones (en nuestro caso adquisición de una caseta). En conjunto, si bien siempre es deseable un mayor presupuesto, se puede funcionar con bastante poco. Ojalá que con esta entrevista los ayuntamientos de muchas más localidades de costa se animen a acercar los libros de sus bibliotecas a la arena de la playa. Una actividad diferente  que se puede realizar con un poquito de voluntad y ganas. María Jesús Juan @mariajejuan

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: