Reseña: Altas aspiraciones, de Charlie Feelwood

ALTAS ASPIRACIONES Charlie Feelwood, 2015 Traducción: Marc Rosich Editorial: Destino Infantil & Juvenil Serie: Escuela Trunchem presenta... ISBN: 9788408141440 Páginas: 416. Género: Ficción Juvenil. (+9): Una divertida historia sobre aceptar (y amar) la diferencia, sobre la importancia de no rendirse. Info (sobre 5): Amistad: 3 Diversidad: 5 Romance: 0 Violencia: 0 Humor: 4. ALTAS ASPIRACIONES (Portada) SINOPSIS. Romina es la más alta de su clase y de toda la escuela. Es tan alta que su entrenador de básquet ha decidido sacarla del equipo. Según él, anotar puntos estando tan cerca de la canasta no tiene ningún mérito. Por si fuera poco, el taller de reparación de aspiradoras de su madre está a punto de cerrar porque una nueva generación de aspiradoras robotizadas ha invadido de manera muy sospechosa todos los hogares. ¿Podrá Romina salvar el negocio de su madre? ¿Podrá volver a jugar a básquet con sus compañeras? Pero sobre todo, ¿conseguirá detener el peligroso avance de las terroríficas nuevas aspiradoras? OPINIÓN PERSONAL Confirmado: Charlie Feelwood le ha cogido el tranquillo a esto de escribir para niños: el tono adecuado, el humor a todas horas, la historia no demasiado complicada y unos personajes peculiares. No es fácil –no se crean– conectar con esa nueva generación de lectores criados en la televisión y los videojuegos, y él no sólo lo hace sino que, además, parece fácil. Altas aspiraciones, la segunda entrega de la colección Escuela Trunchem presenta…, (aunque puede leerse de manera independiente), nos trae a Romina, una alumna, alta, altísima, larga, gigante que pasa una mala época porque tiene que lidiar con la marginación de los demás y también con un drama familiar: el taller de reparación de aspiradoras que regenta su madre está a punto de quebrar. Y con esta premisa, el autor nos hace un divertido alegato a favor del diferente, de la valentía y, ojo, de no dejarse arrinconar por nada ni por nadie. Decía al principio que Charlie Feelwood se maneja con soltura en esto de la literatura infantil, y me reafirmo. Romina, la protagonista, es un personaje absolutamente carismático, con un curioso punto de locura, y que no se queda de brazos cruzados cuando el entrenador de baloncesto la echa del equipo porque llega a la canasta subiendo un poco el brazo. Es ella la que carga con el peso de la historia, y se agradece. La acompaña un variado grupo de secundarios, cada cual más extravagante, que se mueven entre el entusiasmo y el surrealismo. Fíjense, por ejemplo, que nos habla de unas aspiradoras que están atacando a sus dueños. Altas aspiraciones estimula, enseña y, sobre todo, divierte. Y encima, está bien escrito. El final, algo acelerado, no le resta brillo a la historia. No se pierdan los dibujos de Pere Cabaret, que van colándose en las páginas con relativa frecuencia, y que captan a la perfección la esencia del cuento. Y aplaudan, por favor, esos alegatos a favor de la igualdad –Romina se pregunta por qué los anuncios de aspiradoras sólo van dirigidos a mujeres- o la acertada reflexión sobre los aparatos electrónicos, creados para durar cada vez menos. No tengo duda de que los niños se lo pasarán pipa. Daniel Blanco @_DanielBlanco

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: