Reseña: Casa de muñecas de Patricia Esteban Erlés

CASA DE MUÑECAS Patricia Esteban Erlés, 2012 (1ª Ed.). Ilustrado por Sara Morante Editorial Páginas de Espuma ISBN: 9788483931639 179 páginas Género: Volumen de cuentos (Lectura selectiva, guiada y acompañada a partir de 15 años) Info (sobre 5): Al no tener designación por edades, en este libro están presentes multitud de temas que, acompañada su lectura por la guía de un adulto, pueden ser de un claro interés para los adolescentes. Casa-de-muñecas_portada SINOPSIS: Esta Casa de Muñecas tiene un dormitorio con armarios que esconden cosas y parejas que padecen de terror nupcial; un baño lleno de mujeres atrapadas en el espejo; el cuarto de los juguetes retiene a todas las niñas que pudimos ser; y el desván alto y oscuro de esta mansión de juguete, es un rincón maldito donde caben todos los miedos, las fobias irracionales o las criaturas que atormentan nuestra mente. Y hay muchas más habitaciones, más espacios y largos pasillos oscuros. Recorramos esta mansión, conozcamos sus misterios, admiremos su belleza magenta, pero sin olvidar que nos devolverá la mirada. Las casas de muñecas nos miran, se pasan la vida mirándonos. RESEÑA: Este volumen de cuentos tiene unos cimientos tan firmes como los de una casa; pero los de una casa de verdad, no sólo de muñecas. Aunque, en definitiva, durante y tras su lectura nos sintamos como los habitantes de una de ellas, sujetos a destinos que escapan de nuestro control y que no siempre son el que deseamos. Es cierto que, según la propia autora, la mayoría de estos cuentos «están destinados a un público adulto que sepa interpretar claves como el humor negro o el horror» pero, desde «el aLIJo» consideramos que con una lectura selectiva y guiada de muchos de los que componen el volumen, un adolescente no sólo puede llegar a comprender qué se esconde detrás de cada palabra sino disfrutar inmensamente en el proceso de su lectura y de las preguntas que suceden. La belleza de las ilustraciones de Sara Morante, complemento perfecto, el mimo con que están cuidadas su edición y su estructura (cada cuento en su habitación correspondiente, como piezas de un mobiliario mágico y, a la vez, algo macabro) convierten a este libro casi en un objeto de culto. Cuentos breves, brevísimos, algunos que se leen en segundos pero cuyo poso es tan profundo que pueden generar horas de debate. Imágenes muy potentes, reconocibles, un sentido del humor y una ironía sutil que puede proporcionar experiencias muy satisfactorias en el aula como, por ejemplo, a través de la lectura de «Retratos de familia», «Espejo impertinente» o «Fantasma (Homenaje a J. J. Arreola)». No nos cansaremos de recomendar este volumen de cuentos maravilloso a lectores de cualquier edad; eso sí, su lectura en el aula debería acompañarse de la del docente o los padres, porque así nos aseguraremos de no perdernos entre las habitaciones de la casa. Fer Alcalá (@ferlocke)

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: