Reseña: “Chelo ha perdido el sueño”, de Roser Ros

CHELO HA PERDIDO EL SUEÑO Roser Ros (texto y traducción) Francesc Rovira (ilustraciones) Editorial: Takatuka ISBN: 978-84-16003-35-8 32 páginas Género: álbum ilustrado (+4): Info (sobre 5): Amistad: 1 Diversidad: 0 Romance: 0 Violencia: 0 Humor: 4 chelo-ha-perdido-el-sueno SINOPSIS: Chelo no consigue dormirse por mucho que sus padres se lo piden. Ha perdido el sueño. Sus padres la ayudan a buscarlo y lo encuentran escondido bajo el edredón. Será necesario atrapar a ese sueño huidizo si quieren que Chelo consiga dormir. Un relato acompañado por un poema y las instrucciones completas para construir un cazasueños. OPINIÓN: Chelo es una niña activa y espabilada que está descubriendo el mundo. Es la acompañante ideal para los niños que están como ella, asombrándose ante asuntos y cuestiones que no se convertirán en cotidianas hasta pasado un tiempo. En esta primera aventura, Chelo se enfrenta a la enorme y agobiante aventura de irse a la cama y no poder dormir porque no tiene sueño. Lo que para un adulto es algo de lo más normal (por más que incómodo y frustrante) para un niño puede ser la aventura de su vida. Y así lo vive Chelo, con ayuda de unos padres que no actúan como esperaríamos, ya que se implican en la aventura, ayudando a su hija en la búsqueda del sueño perdido entre los pliegues del edredón. Ese recurso de buscar la épica y la fascinación entre lo más cotidiano me parece uno de los grandes aciertos de estos cuentos. Estoy convencido de que Chelo conectará de maravilla con los más pequeños, que se identificarán enseguida con la protagonista y su visión del mundo. La edición está muy cuidada, como suele pasar con las publicaciones infantiles por otro lado: tapa dura, formato muy manejable, ideal para llevar a cualquier lado, poco texto, pero más que suficiente, y unas ilustraciones maravillosas. En este apartado no puedo ser objetivo. Soy un rendido admirador de las ilustraciones de Francesc Rovira. Ya tuve ocasión, en nuestro número anterior, de reseñar otro libro suyo en solitario y ya hablé de su excelente trabajo. A través de su lápiz es todavía más difícil no caer rendidos ante esa niña curiosa y espabilada, y no asombrarse con ella ante cada nuevo descubrimiento. El libro se complementa con una propuesta de actividades relacionadas con el tema tratado. En esta ocasión la autora nos propone la fabricación de un cazasueños como el que usan los padres de Chelo para atrapar el esquivo sueño de la niña en el cuento. En realidad no es más que una especie de cazamariposas con una bolsa de plástico. Pero, desde luego, su elaboración puede proporcionar un buen rato de diversión entre padres e hijos. Y un juguete hecho por uno mismo siempre tiene un valor especial, prolongando la experiencia de la lectura hacia una dimensión aún más lúdica. El libro concluye con un poema que resume la aventura. Reconozco que mi sensibilidad para la poesía es muy limitada, pero seguro que su recitado también puede ser muy divertido.   Juanjo Grau @Juanjo Grau

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: