Reseña: Cuentos de la abuela coneja, de Guadalupe Espejo

Cuentos de la abuela coneja. Guadalupe Espejo, 2010 Editorial: Alfaguara ISBN: 978-84-204-7125-9 Páginas: 46, tapa blanda Género: Infantil (+6), amistad, compañerismo, cooperación, familia, amor, imaginación Info (sobre 5): Amistad: 5 Diversidad:4 Humor: 0 Romance: 0 Violencia: 0 Portada abuela coneja Sinopsis Algunas tardes, Conejo Grande, Coneja Mediana y Conejo Pequeñín van a merendar a casa de la abuela. Abuela Coneja tiene preparada una rica merienda para sus nietos y mientras se la toman, les cuentan maravillosas y divertidas historias. Opinión. Abuela coneja por medio de sus historias enseñará a sus nietos distintos valores: En “Una zanahoria gigante” tres conejos se verán sorprendidos por el hallazgo de una zanahoria enorme. Cada uno propone hacer una cosa distinta con ella: zumo, una tarta… Pero no consiguen transportarla. De ahí que usen su imaginación para poder llevársela. Pero al final lo que consiguen es ponerle ruedas y jugar como si fuera un coche. La imaginación es una herramienta muy poderosa para poder entretenerse y más si es en compañía. Divertirse en la calle, sin tecnologías, es un valor que poco a poco por diversos motivos se ha perdido. Con esta pequeña historia se demuestra que con muy poco se puede hacer mucho. En la segunda narración: “La Cometa viajera”, a la protagonista la regalan una cometa. Y mientras su mamá prepara su cumpleaños, ella se irá volando con ella conociendo así al río, a los árboles, las plantas, y cada uno de ellos le dará un regalo: el olor, la música del río, el aire…Al final la conejita regresará junto a mamá contándole su aventura. Por último abuela coneja contará la historia de “Amiga Ardilla se ha perdido”. En esta historia los protagonistas son dos amigos que juegan siempre juntos, pero un día la conejita desaparece y su amigo está preocupado. La busca por todos los rincones, hasta que decide ir a su casa y se encuentra que está enferma. Por lo que pasará la tarde con ella cuidándola. De esta narración destacaría que inculca valores muy positivos: la amistad, el calor de un hogar, preocuparse de los demás, trabajo en equipo. Es un libro sencillo, acorde a la edad a la que va dirigido. Destacando el papel de los abuelos; como un miembro entrañable, que cuida de los polluelos. Son los que cuentan “batallitas” de las que siempre nos quejamos, pero siempre buscamos. Una lectura apta para los más pequeños porque aunque no la puedan leer sí que la van a entender a la perfección. Y para los primeros lectores gracias al tipo de letra les será sencillo ir siguiéndola. Las ilustraciones son coloridas, vivas, y acompañan perfectamente el texto. En definitiva un libro para leer en familia. Rocío Carralón Moreno

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: