Reseña: El cuerpo deshabitado, de María Menéndez- Ponte

EL CUERPO DESHABITADO María Menéndez-Ponte Editorial: Algar ISBN: 978-84-9845-794-0 256 páginas Género: Narrativa juvenil romántica, superación, bulimia, diversidad, gais, homofobia. Info (sobre 5): Amistad: 4 Diversidad: 4 Romance: 4 Violencia: 4 Humor: 2 El cuerpo deshabitado SINOPSIS: Aldara está convencida de que, el día que nació, los hados se debieron de pillar una buena borrachera. ¿Por qué a ella le tocó la cara de pan, un pelo amorfo y carne al peso y no los ojos verdes, el tipazo de modelo y el hoyito en la barbilla de su hermana? Después de años de comparaciones más o menos sutiles entre ambas, Aldara se ha convertido en una adolescente inteligente y con un sueño, ser actriz. Pero en un mundo donde todos parecen perfectos, a menudo se siente como un mastodonte con acné. Y lo peor es que los kilos de más pesan tanto sobre su autoestima que la joven empieza a perder el control peligrosamente… OPINIÓN: Conocí a la autora en las jornadas de Tiramisú entre libros que hubo el pasado diciembre en Fnac de la Castellana. Ya en la charla me enamoró su vitalidad, como también me quedé impresionada por cómo hablaba de esta obra. Tal y como esperaba, me ha enamorado de principio a fin. El cuerpo deshabitado es una novela valiente, franca, directa y sin artificios que la autora ha resuelto con mucha maestría. Se nota el oficio y los años que lleva escribiendo. Ya desde el principio nos muestra a una chica inteligente, que sueña con ser actriz y que parece segura de sí misma, pero todo eso no es más una fachada ya que tiene un gran problema de autoestima. Piensa que además que le sobran unos kilos. Sin embargo, Aldara no se da cuenta de que la imagen que proyecta de sí misma es muy diferente a cómo se ve ella. Aldara cree que unos kilos menos la acercarán a Pablo, el chico del que está enamorada, como también piensa que podrá conseguir el papel de Julieta para la obra del instituto. Pero Pablo dice estar enamorado de Carla, aunque ella solo está enamorada de sí misma. Se aprovecha de todo el que puede, pero sobre todo de Aldara, que a pesar de darse cuenta, no es capaz de enfrentarse a su “amiga”. Puede que todo este cúmulo de circunstancias la lleven a tener un desorden alimenticio como es la bulimia. En esta obra la autora también retrata la homofobia y el rechazo que sufren de parte de algunos sectores de la sociedad. Aunque estamos en pleno siglo XXI aún siegue siendo un tema delicado para hablar en según qué grupos, y sobre todo con compañeros de instituto. Un aspecto que la autora deja claro es que tanto de la bulimia como de los ataques de ira incontrolados se sale gracias a la ayuda de un terapeuta. Y quiero resaltar este detalle porque es importante que en la literatura juvenil no se juegue ni se banalice con problemas tan serios como estos de los que habla la autora. Resumiendo, estamos ante una obra excelente, que recomiendo sin duda. Anabel Botella @anabelbotella  

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: