Reseña: El pequeño (y algo chiflado) Frank Einstein, de Jon Scieszka

Jon Scieszka, 2015 Ilustrado por Brian Giggs y traducido por Julio Hermoso Oliveras. Editorial: Alfaguara. ISBN: 9788420419077 Páginas: 192. Tapa dura. Género: Novela (9 a 12 años). Aventuras. Ciencia. Info (sobre 5). Amistad: 2. Diversidad: 1. Humor: 4. Romance: 0. Violencia: 0. Recomendación Plan Lector: La literatura es una manera divertida de acercarse a la ciencia (¡y sobre todo de entenderla!). FrankEinstein1_CVR.indd SINOPSIS: Frank Einstein es un inteligente jovencito que ha heredado de su abuelo Al –atento al guiño a Albert– la pasión por la ciencia. Un día, una chispa procedente de una tormenta eléctrica hace que el último invento de Frank, un cerebro inteligente capaz de pensar por sí mismo, cobre vida. Frank bautiza a su experimento con el nombre de Klink. Éste, a su vez, construye un robot de compañía aficionado a dar abrazos y que se comunica solo con notas musicales al que llaman Klank. Con la ayuda de sus robóticos ayudantes, Frank quiere ganar un concurso de inventos científicos. Pero su archienemigo, T. Edison aparece y no está dispuesto a ponerle las cosas fáciles al protagonista. OPINIÓN Un laboratorio, un montón de cachivaches y un niño inventor parecen apuestas más que seguras para el argumento de un libro infantil. La capacidad de crear cosas –en este caso, dos robots que piensan- conecta de inmediato con los más pequeños. Y en sobre esta premisa sobre la que se sustenta El pequeño (y algo chiflado) Frank Einstein –adviértase el juego de palabras del título-, la historia de un niño apasionado de la ciencia y con tantos conocimientos que es capaz de dejar boquiabierto a más de un adulto, por ejemplo a mí. La novela, como dice el creador de El diario de Greg, Jeff Kinney, es muy divertida, llena de gags y guiños, pero no dejo de asombrarme de que éste sea el nivel para niños de nueve a doce años. Insisto: hablo desde mi mente de letras puras. El protagonista, el pequeño y chiflado Frank Einstein, habla, por ejemplo, del gran Colisionador de Hadrones, de la antimateria y los positrones, de la roca ígnea y de la célula fotoeléctrica, y hasta de Asimov y sus leyes de la robótica. Y hasta del modelo biofísico de la neurociencia humana. ¡Hala! Ahí queda eso. Es éste un libro, SIN DUDA, para los niños locos por la ciencia, los que se fascinan con los inventos y con entender el porqué de las cosas. No faltan elementos clásicos como las aventuras, el compañero del colegio envidioso, la traición y los misterios. El texto está acompañado por unos disparatados dibujos de Brian Giggs, que la hacen de esta lectura algo más divertida (e infantil) y que ayuda a aclarar algunos conceptos relativos a los átomos o a la masa. Frank Einstein es un protagonista fantástico para acercar a los niños a la ciencia, algo así como un maestro en miniatura. Y para los adultos, léanlo y refrésquense la memoria con fórmulas, conceptos y otros quebraderos de cabeza. Y griten conmigo: ¡Viva la ciencia! Daniel Blanco. @_DanielBlanco  

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: