Reseña: “El verano de la sirena” de Mollie Hunter

El verano de la sirena Mollie Hunter, 1988 Traducido por Emilio Ortega Ediciones SM, colección El barco de vapor, serie naranja ISBN 9788434824089 128 páginas Género: Fantasía (+9), amistad, aventuras, misterio, familia Info (sobre 5): Amistad (2), Diversidad (3), Humor (1), Romance (0), Violencia (1) el-verano-de-la-sirena-17650-MLU20142041888_082014-F SINOPSIS: En un pueblo pesquero escocés todos los habitantes saben de la existencia de la sirena que habita y domina los mares que les rodean. Todos menos Eric Anderson que se burla de estas “supersticiones de pescadores” hasta que un día, descubre su error. Error que le obliga a abandonar el pueblo y su familia para protegerlos a todos de la ira de la sirena. Anna y Jon solo desean que su abuelo pueda regresar pronto, ¿podrán hacer algo a su corta edad? OPINIÓN: Quizá la sirena más conocida sea la de Andersen llevada a película de animación pero, no todas las sirenas sienten fascinación por los que habitamos fuera del mar. Aquí nos lo demuestra Mollie Hunter, presentándonos la faceta más desconocida —para algunos—, de estas míticas criaturas marinas. Anna y Jon tendrán que enfrentarse a una sirena vanidosa, caprichosa y cruel que castiga a todo aquel que no la respeta o cumple sus deseos. Todo un pueblo se verá afectado por la ira de una criatura que no acepta una negativa a sus mandatos y en manos de los dos protagonistas está el detenerla. La sirena quiere un objeto muy preciado de Anna y esta última no está dispuesta a renunciar a él pero, tampoco quiere sumir en la desgracia a todas las gentes de su pequeño pueblo pesquero, lo que lleva al lector a ponerse en la piel de la pequeña y pensar cómo reaccionaría en semejante situación. En Anna encontramos una gran lección: saber luchar contra las adversidades, buscar alternativas cuando parece que no existen y no darse por vencido cuando se quiere algo de verdad. La fortaleza de la niña por proteger un bien tan preciado para ella es quizá lo más significativo de la historia. Otro punto destacable es la descripción de la humilde vida de las familias de pescadores y cómo es su día a día tanto para aquellos que parten en sus barcas como para los que quedan en tierra, trabajando y rezando, a la espera de que el mar les devuelva a sus seres queridos sanos y salvos un día más. Una vida dura que aun así deja tiempo para festejos y escuchar cuentos de marineros retirados. Una lectura de lo más adecuada para estos días de calor y playa donde podemos acercarnos a pescadores para conocer de primera mano sus costumbres y supersticiones. Estos meses de descanso y vacaciones, mirad al mar y, si veis destellos plateados entre las olas, no oséis hablar mal de las sirenas. Y, recordad… si encontráis una caracola, no la hagáis sonar, a no ser que deseéis desatar la furia de la sirena este verano y convertir vuestras vacaciones en una pesadilla. ¿Os atrevéis a pasar el verano con la sirena? Sonia Rincón @Inkwand

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: