Reseña: Escarlatina, la cocinera cadáver, de Ledicia Costas.

ESCARLATINA, LA COCINERA CADÁVER Ledicia Costas 2014 Víctor Rivas 2014 Ledicia Costas 2015 (traducción) Anaya - Colección Narrativa Infantil 978-84-698-0997-6 176 páginas Infantil +10 años (aventuras, misterio, cocina, humor) Info (sobre 5): Amistad: 5 Diversidad: 5 Romance: 3 Violencia: 2 Humor: 5 Portada Escarlatina Sinopsis Si tu cumpleaños coincide con el Día de los Difuntos, prepárate para una sorpresa mortal. Eso es lo que le ocurre a Román Casas, que sueña con ser un prestigioso chef y pide un curso de cocina por su décimo aniversario. En su lugar recibe un ataúd negro con las instrucciones para activar a Escarlatina, una cocinera del siglo XIX y su inseparable lady Horreur, una escalofriante araña con acento francés. Los tres nuevos amigos y el gato Dodoto viajan a bordo del mortibús hasta el Inframundo, donde los muertos viven (bueno, es un decir) bajo el imperio de Amanito, un siniestro tirano. Así arranca una odisea de muerte donde no faltan ingredientes de aventura, misterio y mucho humor. Opinión Esa es la propuesta de Ledicia Costas es este libro que tienen premios para llenar un par de cubiertas de libros (el Merlín, el Nacional de LIJ, el Fervenzas Literarias, el Neira Vilas, el Lazarillo…) y que te lo hace pasar muy bien con un tema muy complicado de tratar: la Muerte. A ver, no me entendáis mal, no es la Muerte en sí, sino asuntos relacionados con ella y con dejar de tener cerca a las personas que queremos y cosas por el estilo… algo que se nos cuenta en esta historia con recetas de cocina, una cocinera muy especial, un regalo de cumpleaños algo extraño y una aventura vivida en el mundo de los muertos. La historia es muy divertida y empieza de una manera tan rara que mejor no te la cuento, aunque sí que te digo que Román, el protagonista de la historia, tiene que utilizar un libro de instrucciones para que nosotros podamos disfrutar de la otra protagonista de la historia. ¿Os imagináis que vuestro cumple se celebrase el Día de Difuntos? Pues eso le pasa al bueno de Román y claro, con esas necesidades que hay de ahorrar ahora mismo, sus padres deciden hacerle un regalo más barato que otros y… bueno, la aventura comienza casi sin que el mismo Román se dé cuenta. La sonrisa y el buen humor podrían resumir este libro tan estupendo en el que no nos faltan los zombis, los malos malísimos, las carreras alocadas, el misterio y la amistad, el amor y el compañerismo. Y es que es muy de contaros que a pesar de que casi toda la historia se cuente entre muertos y cementerios, aunque el ambiente sea gris tirando a negro y nuestro amigo Román esté en casi todo momento en peligro de muerte… es un libro de lo más luminoso y de lo más vital (fijaos lo que os digo, un libro vital que habla de muertos). La historia me ha encantado y me lo he pasado bomba con ella, pero además las ilustraciones de Víctor Rivas le dan un toque aún más divertido e infantil del que podría tener sin ellas. Creo que este es un libro que se debe recomendar sin miedo, porque nos sirve para ver la muerte con otros ojos, ¿por qué tener miedo de algo que puede ser tan divertido si se sabe mirar bien? Javier Fernández Jiménez @Castillos_Aire

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: