Reseña: Horror peludo, de Sandra Glover y Kate Grove

HORROR PELUDO Sandra Glover y Kate Grove, 2015 Editorial: Libros del imaginario Colección: Letrarium ISBN: 9788494453816 108 páginas Género: novela infantil (+8):  humor, arañas, experimentos Info (sobre 5): Amistad: 5 Diversidad: 0 Romance: 0 Violencia: 0 Humor: 4 cubierta SINOPSIS Anna es feliz en su nueva casa. Todo es perfecto. Pero hay una cosa que no le gusta en absoluto, el sótano donde vive su medio hermano Hal. Es un genio de la ciencia y sus inventos cada vez son más extraños, aunque no tanto como el proyecto especial súper secreto en el que está trabajando. Un proyecto horroroso y peludo que Anna no tardará en descubrir. OPINIÓN Horror peludo es una novelita muy divertida, que me ha encantado la verdad. Es el primer libro que leo de la nueva editorial  Libros del imaginario y me ha parecido una carta de presentación muy buena. Nos encontramos con una niña, Anna, que es feliz con su nueva vida tras el nuevo matrimonio de su madre, pero descubre por casualidad que su hermanastro tiene un horrible experimento en marcha: por una casualidad descubrió que echando un crece plantas de su invención a una tarántula…también crecía. Y crecía. Y crecía. Hasta ser una tarántula del tamaño de un perro o un gato, con sus peludas y asquerosas patas largas listas para coger…un trapo y limpiar. Sí, sí, habéis leído bien. Resulta que entre otras cosas, el experimento no solo consigue que crezca en tamaño, sino que su inteligencia se ve aumentada hasta el punto de que es capaz de aprender y entender lo que se le dice, e incluso de expresas sentimientos. Hal ha enseñado a Tula, que así se llama la tarántula, unos cuantos trucos y pronto ven que es la ayudante perfecta para la casa: le encanta limpiar, doblar ropa, fregar los platos… Pero eso no va a engañar a Anna, un bicho asqueroso es un bicho asqueroso de pequeño y mucho más de mayor, y ahora que está su pequeño hermano bebé en la casa y puede comérselo, no se fía ni un momento de Tula. ¿Y si es tan lista que está engañando a todos para comérselo? Pero como suele pasar, el roce hace el cariño y llega un momento en que cada vez le da menos asco verla pasar a su lado, especialmente porque la araña, que quiere ganársela, no para de hacer cosas que sabe que le gustan, hasta le guiña sus muchos ojos con complicidad. Al final, cuando se escapa y es vista por un vecino, la intervención de Anna será esencial para salvar a Tula…con un poco de imaginación y utilizando algo que a su listísimo hermanastro nunca se le hubiese ocurrido para hacer a Tula feliz. Las ilustraciones del libro son geniales, divertidas, y le dan ese toque de humor que acompaña tan bien al texto, especialmente las expresiones de Tula, tan simpáticas, harán que perdamos momentáneamente el miedo a las arañas y las veamos como esos seres tan aplicados en sus casas que son. Elena Martínez Blanco @ayalguita      

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: