Reseña: La cola del Marsupilami (Marsupilami 1) de Franquin/Greg/Batem

La cola del Marsupilami (Marsupilami 1)

Franquin/Greg/Batem

Editorial Base

ISBN:978-84-15706-33-5

48 páginas

Género: Cómic, novela gráfica, humor.

Info (sobre 5): Amistad-4, Diversidad-5, Humor-5, Romance-0, Violencia-3

Biodiversidad, trato ético a los animales, respeto al medio ambiente, interculturalidad.

SINOPSIS

La frondosa y exótica selva de Palombia es el hogar de muchos animales, pero ninguno tan singular como el Marsupilami. La expedición capitaneada por el cazador inglés Bring M. Backalive se adentrará en el corazón de Palombia para intentar capturar un ejemplar de este revoltoso animal. Pese a toda su experiencia, muy pronto van a descubrir que no es tarea fácil capturar al Marsupilami.

RESEÑA

En un divertido tono documental, un narrador nos introduce en la impenetrable selva de Palombia hasta llegar a un MARSUPILAMI_01_ES(pg)destartalado barco. En él viaja un estrafalario cazador cuyo objetivo es cazar al escurridizo Marsupilami, un animal que muy pocos han logrado ver en su hábitat natural. Así arranca la primera de las aventuras dedicadas al mítico personaje.

A partir de aquí se desata una comedia al más puro estilo slapstick, repleta de humor físico, gags visuales, personajes grotescos y muchísima diversión. Porque ante todo se trata de eso, una obra humorística. Todo en ella está al servicio de este objetivo. Desde los nombres, que son divertidos juegos de palabras (algo habitual en muchas de las más famosas obras franco-belgas, como Asterix o Iznogud), hasta la misma caracterización de los personajes, grotescos, egoístas, mezquinos y profundamente estúpidos. Sólo se salva, cómo no, el Marsupilami.

Él es el único que aporta sensatez y cordura en medio de tanto caos, para asombro del narrador. Un recurso simple, pero muy eficaz a la hora de que nos identifiquemos con él y celebremos sus ocurrencias y su astucia para frustrar los planes que urden los humanos con el objetivo de capturarle.

El dibujo es tremendamente dinámico, ágil y rico en detalles, muy identificable con la escuela de Marcinelle, de la cual Franquin fue fundador y uno de sus máximos exponentes. Una delicia para los sentidos.

Siempre he sido muy afrancesado en cuanto a gustos comiqueros. Sinceramente creo que algunas de las mayores obras maestras de la historia del cómic son franco-belgas. Pero, por razones que no alcanzo a entender (o sí, pero hacerlo me sume en una profunda tristeza), la mayoría de ellas son casi desconocidas para el gran público en nuestro país. Por eso recibí encantado la noticia de la nueva edición de las aventuras del Marsupilami.

Este personaje nació como secundario en las aventuras de Spirou y Fantasio, la serie más reconocida de ese genio de la viñeta que es André Franquin. Pero no fue hasta más de treinta años después de su nacimiento que tuvo su propia serie, a cargo de un equipo de jóvenes talentos (Greg al guion y Batem a los pinceles) supervisados por el viejo maestro.

Espero sinceramente que esta apuesta de la Editorial Base por acercar al público español una obra tan memorable tenga una adecuada respuesta por parte de los lectores y despierte el interés por los tebeos de nuestros vecinos. Vale la pena.

Juanjo Grau

@JuanjoGrau

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: