Reseña: La princesa y el guisante, de Hans Christian Andersen

La princesa y el guisante Hans Christian Andersen, 2015 Ilustraciones: Elena Odriozola Traducción: Enrique Bernárdez Editorial: Anaya ISBN: 978-84-667-4435-5 32 páginas Género: cuento infantil (+4): Aventura, amistad, príncipes y princesas. Info (sobre 5): Amistad: 3 Diversidad: 2 Romance: 2 Violencia: 0 Humor: 2 Plan lector: Se puede trabajar en clase temas como la diversidad, no fingir quienes no somos. La princesa y el guisante Sinopsis: Érase una vez un príncipe que había viajado por todo el mundo en busca de una auténtica princesa. Una noche, en medio de una fuerte tormenta, llamó una joven a las puertas de palacio. ¿Sería una princesa de verdad? Opinión: ¿Has soñado alguna vez con ser una princesa? Yo sí, y me he imaginado que además de ser una princesa valiente e intrépida, también volaba a lomos de un dragón, y que luchaba contra todas las adversidades con las que me encontraba. Pero para ser una verdadera princesa, o por lo menos parecida a la de este cuento también tienes que ser delicada. Porque las princesas no solo llevan vestidos bonitos y una corona preciosa sobre la cabeza. Con lo que te he contado, ¿estás preparado para ser una de ellas? La princesa y el guisante es un cuento clásico que escribió el maravilloso Hans Christian Andersen sobre 1835, y que recuerdas con cariño cuando vuelves a releer esta historia. En mi niñez estuve rodeada de muchos cuentos, y uno de los que me hizo soñar fue este que hoy os traigo. Si me he decidido a hablar de él es por el formato que nos propone Anaya, muy manejable, con unas bonitas ilustraciones y de tapas blanda que recuerdan a las cartillas de cuando éramos pequeños, que harán las delicias de los más pequeños. Si hay algo que guste por encima de todas las cosas a los niños es el sabor que nos dejan los cuentos, y más si tienen un final feliz como este. Porque si alguno no conoce la obra de Hans Christian Andersen, no siempre sus cuentos terminan bien, como es el caso de La sirenita o La cerillera. A los niños les encanta repetir ciertos esquemas para reafirmarse y para sentirse seguros, de que comprobar que los buenos siempre ganan. Cada uno de nosotros es único, como es esta princesa que puede notar un guisante debajo de siete colchones. Pero esta es una princesa que no es como todas, esta es valiente, puede que un poco exigente, se enfrenta el frío, al viento y a la lluvia, y encima es capaz de demostrar que es delicada. Ninguna de las otras chicas que pasaron por el palacio logró pasar la prueba de ser una verdadera princesa. Nosotros somos nuestro único tesoro y no podemos ser quienes no somos. Resumiendo, este es un cuento perfecto para compartir con los más pequeños a la hora de dormir, en el colegio o como primeras lecturas. De los mejores momentos que recuerdo con mi hijo siempre eran cuando él se iba a dormir y elegía su cuento para que se lo leyésemos. Anabel Botella @anabelbotella    

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: