Reseña: LOS DRAGONES DEL CASTILLO RUINOSO de Terry Pratchett

LOS DRAGONES DEL CASTILLO RUINOSO Terry Pratchett Ilustraciones de Terry Pratchett Traducción de Manuel Viciano Delibano Penguin Random Hause Grupo Editorial. MONTENA. ISBN 978-84-9043-567-0 317 Páginas Género: narrativa infantil/juvenil (+10), aventuras, fantasía, humor. Info (sobre 5): Amistad: 3 Diversidad: 3 Humor: 5 Romance: 0 Violencia: 0 51eAyVmmSzL._SX323_BO1,204,203,200_ SINOPSIS:

Los dragones han invadido el castillo Ruinoso y todos los caballeros de Arturo están de vacaciones o visitando a sus abuelas... ¡Es un desastre! Por suerte queda una armadura extra y hay un chico llamado Ralph que está dispuesto a ponérsela. Hará todo lo que pueda para bajar los humos a los dragones pero... se va a encontrar con una pequeña sorpresilla.

OPINIÓN:

Al leer cualquier libro del gran Terry Pratchett, pareciera que un día, al levantarse por la mañana, y sin el más mínimo esfuerzo, hubiese decidido mezclar en una olla lo mejor del mundo de la literatura, véase fantasía, suspense, humor, y con el guiso resultante hubiese empezado a escribir una tras otra obras de arte imperecederas. No sé si así lo hizo, o si simplemente su grandeza alcanzaba a crear los maravillosos libros que publicó a lo largo de su vida, pero el caso es que todos ellos, el que nos ocupa incluido, son un placer para el lector.

En esta ocasión es a los más peques de la casa a quienes está destinado este libro lleno de fabulosas historias, y es que son los pequeños cuentos que un joven Pratchett escribió en sus inicios los que componen esta obra. Desde fieros dragones a ineptos magos, inmensos mundos creados en los pelos de una alfombra, o galácticos viajes realizados de una mota de polvo a otra, todo lo podemos encontrar aquí- La imaginación de Pratchett no conoce límites, y nosotros se lo agradecemos.

A pesar de que su literatura se desatollaría a lo largo de los años hasta perfeccionar su método, ya podemos aquí entrever trazos de ese característico humor y estilo narrativo que lo encumbraría como uno de los mejores escritores de fantasía de todos los tiempos.

Lo cierto es que la edición entra por los ojos nada más verla. La portada está decorada con una deliciosa ilustración del cuento que da título al libro, y una vez en el interior, muchas de las páginas están adornadas con fuentes de distintos tamaños que resaltan diferentes hechos de los relatos. Además, el libro cuenta con muchas ilustraciones realizadas por Mark Beech, también ilustrador de la portada, todas ellas realizadas con un desenfadado estilo que encaja a la perfección con el tono humorístico de la obra.

No os preocupéis si de vez en cuando os descubrís preguntándoos a vosotros mismos si de verdad habéis leído lo que creéis haber leído, o volviendo la página para revisar lo ya pasado. Es normal. Todo es tan deliciosamente inverosímil pero a la vez lógico, tan divertido, tan disparatado, que la mente no iniciada puede sufrir verdaderos... ¡shocks de pura diversión! Así que ya sabéis, se recomienda leer a grandes bocados y sin ninguna moderación.

Vanesa Hildy @vannessiya  

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: