Reseña: Los guardianes en el museo de los ladrones, de Lian Tanner

LOS GUARDIANES EN EL MUSEO DE LOS LADRONES. Lian Tanner, 2015 Ilustrado por Xavier Bonet y traducido por Jaime Valero Martínez Editorial: Anaya ISBN: 9788467871562 360 páginas Género: novela infantil (+10): Misterio, justicia, investigaciones, aventura, traición, valentía. Info (sobre 5): Amistad: 5 Diversidad: 4 Romance: 0 Violencia: 4 Humor:3 portada los guardianes SINOPSIS: Goldie Roth vive en la tiránica ciudad de Alhaja, donde la valentía es un pecado, y la audacia, un crimen. Solo hay una salida para alguien como ella, rebelde y atrevida: huir lejos de allí. En su huida una figura misteriosa la guiará hacia el mágico y oculto Museo de Coz. Lleno de maravillosos secretos, pero también inquietante y oscuro: en sus estancias acecha la sombra de un monstruoso iracán, y solo alguien con el talento de los ladrones podría conducirse a través de sus extrañas y cambiantes salas. OPINIÓN: Podíamos compararlo a las distopías juveniles. ¿Por qué? Es sencillo Goldie, la protagonista femenina principal, vive en una época en la que a los niños no se les deja ser libres. Tienen que vivir atados a sus tutores y cuando llegan a casa también duermen atados. No hay lugar ni momento en el que puedan estar libres. Todo lo hacen para protegerlos, porque los niños son frágiles; se pueden herir, contagiarse con alguna enfermedad, correr peligros… Como pasaba en la antigüedad. Cuando ya tienen 16 años llega el día de la separación, día en el que le cortan su cuerda y obtienen la libertad porque supuestamente son maduros. Pero este año han adelantado la edad y Goldie vivirá su separación a los 12 años. Una explosión hará que ese ansiado momento se interrumpa. Goldie no se queda parada; ella es valiente y huirá, no aguanta esa presión. En su huida llegará al Museo de Coz. Un lugar mágico a la vez que misterioso. Conocerá a los que formarán su nueva familia. Le enseñaran el poder de la invisibilidad, de la lucha, del compañerismo. El museo alberga muchas estancias, en él se guardan todas las cosas que la nueva ciudad no quiere: enfermedades, animales, bichos, ejércitos…Todas las cosas que los habitantes de Alhaja consideran peligrosas y que no tienen cabida en su nuevo mundo. Con su lectura comprobaremos que no hay que deshacerse de todo lo que creemos malo, simplemente hay que saber tratarlo, si enterramos nuestros miedos nunca seremos capaces de hacerles frente. Que a los niños los padres no tienen que meterles en una burbuja de cristal, son más fuertes de lo que creemos, tienen que valerse por sí mismos, valientes; tanta sobreprotección es mala para su futuro. No es bueno vivir bajo las faldas de mamá. Hay que tomar decisiones Veremos como los que al principio no se tragan como Goldie y su compañero Flemo podrán llegar a entenderse casi con mirarse y darían su vida el uno por el otro. Y es que a veces las amistades simplemente hay que ir forjándolas. El museo sólo deja entrar para quedarse a unos pocos, a los denominados ladrones, pero no a unos cualquiera, estos supuestos ladrones han robado algo porque creen que es justo. Por ejemplo Goldie roba su libertad a los tiranos. Como colofón nos encontraremos un manual práctico de camuflaje y la descripción del lenguaje dactilar por el que se comunican los dos protagonistas. Un gran libro con mucho escondido. Rocío Carralón Moreno @RocioCarralon  

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: