Reseña: “Max y Mía en la Prehistoria” de Vita Dickinson

Max y Mía en la Prehistoria  Vita Dickinson, 2015 Ilustrador Roser Calafell Editorial La Galera Colección: Yellow Van ISBN: 9788424656539 48 Páginas Género: Cuento ilustrado (+4) Cuentos Clásicos Info (sobre 5): Amistad: 4 Diversidad: 4 Romance: 0 Violencia: 0 Humor: 4 9788424656539_imatge_portada_llibre_detall_9788424656539 (2) Sinopsis: La furgoneta amarilla de la familia de Max y Mia, la Yellow Van, los lleva de excursión. Cuando abren la puerta y salen, el paisaje es diferente a todo lo que conocían. Estas plantas tan grandes, aquellos volcanes lejanos, esta huella gigante... ¿Cómo? ¿Una huella gigante? ¿Adónde los ha llevado la Yellow Van esta vez? Opinión:             Los padres de Max y Mía compran una vieja furgoneta, que pertenecía a su vecina. Aparentemente nada extraordinario, sin embargo una vez que suben a ella, esta se transforma en algo diferente y absolutamente mágico. De cacharro pasa a impecable y en lugar de ir por la carretera surca el cielo. De hecho, es tan mágica que tras irse a dormir y tomarse el desayuno, al día siguiente al abrir la puerta y salir al exterior, Max y Mía se encuentran con que ya no están en el mismo lugar en que aparcaron sus padres el día anterior. Con la Yellow Van cada despertar es una sorpresa y su primer viaje les lleva hasta la prehistoria. Una vez que bajen de la furgoneta amarilla aprenderán que la vida es mucho más difícil de lo que es ahora que solo hay que ir al supermercado para comprar comida. Los neandertales tienen que salir a cazar y a veces vuelven con las manos vacías. Sus casan son cuevas, aunque eso sí, decoradas con pinturas muy monas. No huelen muy bien, solo les iluminan las luces de las estrellas, y lo más sorprendente, los elefantes prehistóricos tienen pelo. Con cada página que pasemos Max y Mía así como los lectores irán aprendiendo más sobre la prehistoria de un modo ameno y divertido. Con un vocabulario cercano, a veces incluso coloquial, y una estructura de cuatro versos en la que dos riman y dos quedan sueltos. Las ilustraciones que acompañan al texto lo complementan a la perfección de modo que los lectores pueden ir viendo, al tiempo que leen, cómo era la naturaleza, los animales y el ser humano en la prehistoria. Aunque son libros cortos el texto es para niños que ya son capaces de leer sin ayuda, ya que si bien el vocabulario es fácil de asimilar y el texto no es muy largo, el que esté escrito en cursiva dificulta la lectura al niño que está aprendiendo ya que primero asimilan las mayúsculas. Al final del libro encontraremos un pequeño glosario de curiosidades para ampliar nuestro conocimiento de la prehistoria, desde la explicación del concepto hasta los términos en que esta se divide. Y como extra una serie de juegos de diferencias y de objetos erróneos para que descubramos si hemos asimilado cómo es la prehistoria. Y como colofón una de las solapas trae la Yellow Van para que podamos recortarla, montarla y tener nuestra propia Yellow Van. Olga Salar @OlgaSalar

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: