Reseña: Mi pesadilla favorita, de María LIres.

Mi pesadilla favorita María Solar (2015) Ilustraciones: María Lires. Traducción: Mercedes Pacheco Vázquez. Editorial: Siruela. Colección: Las Tres Edades 256. ISBN | 978-84-16396-16-0. Páginas: 152. Tapa dura. Cartoné Género: Novela (+10). Aventuras. Curiosidades. Info (sobre 5). Amistad: 2. Diversidad: 2. Humor: 3. Romance: 2. Violencia: 0. Recomendación Plan Lector: Una oportunidad para hablar de los límites de la imaginación y de los sueños. Mi pesadilla favorita SINOPSIS: Manuel estaba enfermo, tenía fiebre y su padre llamó al veterinario, porque en la isla donde viven no hay médico. Le recetó un jarabe para perros que también le iba muy bien a los niños y será por el jarabe o será por la fiebre, el caso es que Manuel ahora no para de soñar y soñar. Incluso tiene sueños dentro de los sueños. Así conoce a un vendedor de olores de recuerdos, un bar lleno de mentirosos, un dinorrinco y un hipodrilo, un extraterrestre muy preguntón en misión secreta que se mueve por las alcantarillas, y a Alicia, una niña que dice que viene del País de las Maravillas... OPINIÓN: El planteamiento de esta novela es sencillísimo y diseñado a medida de los niños curiosos: ¿qué mundos podemos visitar cuando soñamos o estamos enfermos y (casi) deliramos? ¿Qué cabe en ellos? Pues casi todo. Y de eso tira la autora, María Solar: habla de animales nuevos, de extraterrestres, de perros verdes, de un almacén de besos, de un bar donde sólo se cuentan mentiras y de toda una galería de extravagancias que sólo pueden salir de una mente que vuela alto. Y el resultado, posiblemente, estimule a los más pequeños, y los invite a hacer lo mismo. A los niños les divierten las cosas absurdas, las situaciones que no se ajustan a lo real, explorar otras posibilidades. Es curioso, pero en Mi pesadilla favorita no encontramos conflicto argumental, es decir, no tiene una trama propiamente dicha. Me explico: cada capítulo es un mundo que el niño con fiebre conoce, hasta que al final se le plantea un problema porque no puede cerrar todos los sueños que ha abierto, y necesitará la ayuda de alguien. A pesar de todo, esto no es lo importante –ni siquiera lo más emocionante-, porque este conflicto aparece en las últimas páginas, se resuelve de inmediato y queda como una simple anécdota. Mi pesadilla favorita es un ejercicio de imaginación parecido a un juego, como el de ‘Vamos a contar mentiras’. Pues éste podría ser algo así como: ‘vamos a ser surrealistas’, ‘Vamos a crear otros mundos’, algo que los niños hacen de forma natural y por instinto. María Solar sabe ponerse al nivel de los más pequeños y ofrecerle personajes asequibles y carismáticos, aunque a veces la prosa sea demasiado para adultos y le falte una dosis de emoción, de peligro, un punto álgido. Los dibujos, de una inspirada María Lires, hacen la historia más vibrante, más cercana. Esta novela ha sido galardonada con el Premio Lazarillo 2014. Daniel Blanco. @_Daniel Blanco

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: