Reseña: ¡Mira qué artista! Vincent Van Gogh, de Patricia Geis

¡MIRA QUÉ ARTISTA! VINCENT VAN GOGH Patricia Geis, 2015 Editorial: Combel ISBN: 9788491010319 18 páginas Género: Libro regalo(+6): Van Gogh, pintura, arte Info (sobre 5): Amistad: 0 Diversidad: 0 Romance: 0 Violencia:0  Humor:0 cubierta SINOPSIS Con pop-ups, solapas, ventanas y sorpresas, este libro nos descubre toda la carrera artística de Van Gogh, incluyendo sus maestros, sus influencias, así como sus frustrados anhelos y la estrecha relación que mantenía con su hermano Theo, plasmada para siempre en su correspondencia. Al final del libro, los pequeños artistas podrán armar La habitación de Van Gogh en Arlés, una de las obras más conocidas de este apreciado pintor, ¡en 3D! OPINIÓN Leer un libro de arte puede no ser siempre divertido para un niño, porque no han estudiado todavía en clase las obras o realmente la vida del pintor en cuestión les da igual. Hasta que llega Van Gogh con su oreja cortada e inmediatamente quieren saber más. Y si además el libro que se les entrega en en sí mismo una pequeña obra de arte, lo van a disfrutar muchísimo. Y ese es el caso de ¡Mira qué artista! Vicent van Gogh, de Patricia Geis. El formato es grande, en tapa dura de color verde y con un agujero en el centro que nos deja ver al propio Van Gogh. Empezamos conociendo sobre su vida y dos ventanitas que se abren muestran algunas de las primeras obras del artista, y cómo quería que sus pinturas hiciesen pensar a los demás. Se trasladó a vivir a París con su hermano Theo y allí estudió y aprendió con los más grandes del momento: Gaugin, Cézanne, Toulouse Latrec, etc. En las siguientes páginas vemos cómo  se traslada de París a Arlés, donde tras vivir en un hotel, se muda a una casa amarilla, en la que podrá pintar tranquilamente. Allí fue a vivir también Gauguin. Vemos también su pasión por los girasoles, que dibujó en distintas fases de su crecimiento. Encontramos también al cartero de Arlés, ya que escribió más de 800 cartas, casi todas a su hermano. En la segunda página hay un buzón que podemos abrir y dentro ¡hay una carta! Es una de mis páginas favoritas de todo el libro. Y llegamos a la parte famosa de la oreja: cuando la convivencia con Gauguin no fue como los dos esperaban, este decidió volver a la Bretaña. Esa misma noche, la policía encontró a Vincent inconsciente y sin parte de la oreja izquierda. Dos semanas después, fue ingresado en un psiquiátrico, donde tenía alucinaciones y ataques epilépticos. Cuando estaba lúcido pintaba, como se muestra en los cuadros desplegables que hay en una de las dos páginas siguientes. Finalmente, el 27 de juio de 1890, cuando salió a pintar al campo como solía hacer, recibió un tiro en el pecho, muriendo poco después, a los 37 años. Como he dicho al principio, es una maravilla de libro, lleno de información interesante sobre el pintor y su obra, y al final hay de premio unos recortables para montar los muebles de la habitación de Van Gogh. Elena Martínez Blanco @ayalguita    

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: