Reseña: Mocos, de Lucía Serrano

MOCOS Lucía Serrano, 2015 Editorial: Anaya 16 páginas ISBN: 9788467871609 Género: Libro ilustrado (+3), mocos, resfriados Info (sobre 5): Amistad: 0 Diversidad: 0 Humor: 5 Romance: 0 Violencia: 0 9788467871609 SINOPSIS Cuando uno está resfriado tiene muchos mocos. Esto le pasa a Leo, pero sus mocos sirven para un montón de cosas. ¡Es sorprendente! OPINIÓN Decir que Mocos es un librito divertido se queda corto. Todos sabemos cómo le gustan a los niños pequeños todos los temas escatológicos y llenos de guarrerías, así que ver un libro en el que el gran protagonista son los mocos les va a encantar. El libro está compuesto por 16 páginas en cartón duro, para la fácil manipulación del mismo y para asegurar una mayor duración del mismo (¡tiene que durarles varios catarros!). En sus 16 páginas encontraremos cómo Leo, que sufre un resfriado, tiene tantos mocos que decide usarlos para cosas tan increíbles como coger cosas que están lejos, guardar los juguetes, saltar a la comba o subir a su casa sin necesidad de utilizar escaleras. Desde luego, unos mocos muy útiles. Pero todo llega a su fin y un día los mocos se terminan…¡pero llegan las pompas moquiles de la nariz! Por supuesto, Leo tendrá nuevas utilidades para ellos… Lucía Serrano nos presenta un libro entretenido y divertido tanto por el texto como por las ilustraciones, que son muy coloridas y llamativas. Un aspecto que me ha encantado es que Leo tiene juguetes que tradicionalmente son de chicas (una muñeca princesa) y otros de chicos (un robot y un coche enorme). Puede parecer un detalle sin importancia, pero creo que es fundamental para normalizar el que todos los niños y niñas puedan jugar con cualquier cosa que les apetezca jugar, sin temer ser juzgados por ello: si ven que en un cuento es así, ¿por qué no va a serlo en la vida real? Si nos ponemos a pensar sobre el cuento, quizá sería una buena idea para ayudar a nuestros hijos a que afronten los resfriados con un poco de sentido del humor, ya que viendo lo que hace Leo con sus mocos les ayudará a sentirme mejor y sentir que más niños tienen esos mismos mocos que ellos. Tras la lectura del cuento, podemos jugar con ellos a imaginar qué harían ellos con esos mocos que tan mal se lo hacen pasar si fueran tan elásticos realmente como los de Leo, seguro que se les ocurren mil travesuras y cosas divertidas que hacer que harán que por unos momentos se sientan bien y se diviertan. En definitiva, un libro muy divertido y lleno de imaginación que ayudará a los más pequeños a pasar por esos catarros tan molestos con una pequeña sonrisa en la cara cuando recuerden a Leo y sus mocos. Elena Martínez Blanco @ayalguita  

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: