Reseña: Pastas y galletas, ¡sencillas y deliciosas! de Marie Pourrech y Camile Dubois

PASTAS Y GALLETAS ¡Sencillas y deliciosas! Pastas y galletas Marie Pourrech/Camille Dubois Traducción: Lucía Azpeitia Ortiz Anaya ISBN: 978-84-678-7105-5 48 páginas Edad: A partir de 6 años. Género: Manualidades, educación primaria, familiar. Info (sobre 5): Amistad-0, Diversidad-0, Humor-0, Sexo-0, Violencia-0 Pastas y galletas SINOPSIS Delicias de limón, galletitas de sirope de arce y nueces pecanas, galletas rellenas de dulce de leche. Este libro de cocina te propone una veintena de exquisitas recetas de pastas y galletas. ¡Sigue las instrucciones paso a paso, hornea deliciosos postres para chuparse los dedos y conviértete en un auténtico chef! «Pastas y galletas» es un libro sencillo y claro, lleno de ilustraciones, para compartir buenos momentos en familia.   RESEÑA La cocina es un lugar que siempre ha atraído a los niños y niñas. Ofrece multitud de posibilidades de diversión. Y lo que es mejor, ¡en compañía de papá o mamá! Nadie dejaría a un niño solo en una cocina. En cierto modo la cocina es como un laboratorio: se mezclan cosas, se calientan y se transforman ante nosotros. Si no estuviéramos tan habituados, podríamos considerar el cocinar como algo mágico. De entre todas las especialidades culinarias, una de mis favoritas, y supongo que la de la mayoría de los más pequeños de casa, es la repostería. Lograr la excelencia, como en tantas cosas, es muy difícil, pero dominar sus rudimentos es extremadamente fácil. Solo hay que ser un poco cuidadoso al seguir las instrucciones y ¡voilà! A disfrutar del resultado. Este libro nos proporciona una guía para iniciar a los niños en la repostería con una variada selección de galletas y pastas. Recetas relativamente sencillas, clasificadas según tres niveles de dificultad y que nos permiten acercarnos a la tradición repostera de otros países, como los sablés franceses, los kipferln y spitzbuben austríacos o los spéculoos belgas. Disfrutar de los sabores típicos de un lugar es, en cierto modo, una forma de viajar. La edición, como el resto de títulos de la colección, es excelente, con un formato muy manejable, con un papel de muy alta calidad, en tapa dura, para resistir, y profusamente ilustrado y acompañado de fotografías que nos permitirán comparar nuestros resultados y nos ofrecerán sugerencias de presentación de nuestros resultados. Por supuesto, todas requieren horno, lo que implica necesariamente la supervisión de un adulto. Pero bueno, es una oportunidad para hacer algo junto a nuestros hijos, algo creativo y delicioso. Así que la diversión está servida. Nos mancharemos las manos, nos pringaremos, nos chuparemos los dedos, daremos rienda suelta al artista que llevamos dentro decorando nuestras galletas, observaremos como la masa se transforma frente a nosotros y, lo mejor de todo, nos pondremos como el quico devorando el resultado de nuestro trabajo. Y otra gran ventaja es que, si no nos gusta demasiado como han quedado nuestras galletas la primera vez, nos las comemos (porque puedo garantizar que el que no sean muy bonitas no significa ni mucho menos que no estén buenas) y metemos las manos en harina nuevamente. ¡Nunca fue tan divertido, y tan delicioso, no hacerlo perfecto a la primera! ¿Verdad? Manos a la obra y ¡bon apétit!   Juanjo Grau @JuanjoGrau

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: