Reseña: Pedro y el bosque, de Jaume Cabré y Júlia Sardà

PEDRO Y EL BOSQUE Jaume Cabré y Júlia Sardà, 2015 Editorial: Timunmas ISBN: 9788408137498 58 páginas Género: Álbum ilustrado (+5): Bosques, animales Info (sobre 5): Amistad: 4 Diversidad: 0 Romance: 0 Violencia:0  Humor:2 cubierta SINOPSIS Un niño que se llama Pedro ha salido de su casa de noche y se ha adentrado en el bosque para recuperar su camión de bomberos. Unos cuantos animales lo observan con curiosidad. Un búho, una ardilla, un erizo... ¿Qué es capaz de hacer en Pedro para recuperar su camión de bomberos? Adéntrate en el bosque con él! Conocerás un montón de animales muy curiosos con los que vivirás una fantástica aventura llena de sorpresas, acompañadas de maravillosas ilustraciones. OPINIÓN No podemos empezar a hablar del libro Pedro y el bosque sin comenzar con su preciosa cubierta. El libro se nos presenta en tapa dura y con el lomo en tela roja (lo que me encanta). La ilustración de la cubierta, que está sacada del interior, es muy simpática, y nos muestra a Pedro, el protagonista, jugando con un coche de bomberos junto a unos animales que le miran, en medio de un bosque oscuro. Ya nos presenta una incógnita, ¿qué hace Pedro allí solo? Por lo general suelo tener problemas con los cuentos que otorgan cualidades humanas a los animales, no me suelen gustar, pero en el caso de este cuento ha estado muy bien llevado y ha sido coherente en todo momento con el mundo que presentaba, por lo que ha pasado mi muy exigente criterio para este tipo de cuentos. Comenzamos la lectura y vemos que el interior es tan bonito y cuidado como el exterior, con hojas troqueladas que dejan ver distintas ilustraciones según se mire desde un lado de la página u otro, algún desplegable y las ilustraciones tan bonitas y simpáticas como la de la cubierta. Porque aunque un poco oscuras al suceder la historia de noche, la ilustradora ha tenido el acierto de contrarrestar la oscuridad del ambiente con la simpatía de las caritas de todos los animales y del propio Pedro, que los hace cercanos y no temibles. En cierto momento, hay un pequeño homenaje a Alicia en el País de las Maravillas, cuando el protagonista debe cambiar de tamaño comiendo una seta para entrar por una madriguera, es inevitable que nos haga sonreír al ver el paralelismo entre un cuento y otro. La familia de conejos que vive en la madriguera ha sido precisamente la causante de que Pedro se encuentre en plena noche fuera de casa, ya que el padre cogió el camión de bomberos de Pedro pensando que estaba abandonado. Cuando lo recupera, hay otra pequeña aventura, en la que debe acudir a casa del zorro para averiguar cómo recuperar su tamaño normal. Este es un libro que va a gustar a padres y niños por igual, ¡recomendado! Elena Martínez Blanco @ayalguita      

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: