Reseña: Pollyana, de E. Porter

POLLYANNA E. Porter, 1912 Traducido por Aurora Ulsamer Díaz Editorial: Nuevo auriga ISBN: 8432127767 155 páginas Género: Novela (+12), amistad, familia, amor, optimismo, superación Info (sobre 5): Amistad: 3, Diversidad: 2, Humor: 2, Romance: 2, Violencia: 0 Google ARGUMENTO: Pollyanna quedó huérfana de madre cuando era pequeña y a los once años, su padre falleció y tuvo que irse a vivir con la hermana de su madre, la tía Polly, una mujer estricta y muy seria que detesta el ruido y el desorden. Donde una solo ve negatividad, la otra encuentra optimismo algo que a la tía Polly saca de sus casillas. ¿Lograrán adaptarse la una a la otra? OPINIÓN: Conocer a Pollyanna cambia la vida de cualquiera, sean niños o adultos pues esta niña contagia su optimismo a cualquiera que se cruce en su camino. Esta historia nos enseña que no todo debe verse de un triste color negro, nos muestra a apreciar los matices que lo convierten en una infinidad de tonalidades grises. Así, descubrimos que las penas son menos si aprendemos a valorar más todo lo bueno que nos rodea y nos invita a no dejarnos arrastrar por la desolación que acarrearía centrarse siempre en lo malo que nos suceda. Además, nos recuerda que en ocasiones es necesario tocar fondo para valorar todo aquello a lo que ya no prestábamos atención pues sin los días de tormenta, sería imposible que apreciáramos los días soleados o las flores renacer tras un frío invierno. Si a esta bocanada de aire fresco que es la presencia de esta huérfana de rostro pecoso agregamos el misterio de un romance fracasado que pocos conocen y callan, un niño sin familia que desea ser adoptado, animalitos vagabundos y todo un pueblo necesitado de un rayo de esperanza, tenemos la novela perfecta —con sus momentos llenos de ternura y otros que nos arrancarán lágrimas—, digno de leer y de disfrutar sin importar la edad que tengamos. A largo de treinta y dos capítulos nos adentraremos en las vidas de la estirada señora Polly Harrington, la siempre descontenta señora Snow, el callado y huraño señor Pendleton y la siempre dulce Nancy. Todos ellos muy importantes en la vida de esta pequeña que aprenderán mucho de ella y a la que apoyarán cuando sea ella la que precise ayuda, dándonos otra gran lección: que la amistad no entiende de edades ni clases sociales solo de buenas acciones llevadas por un corazón bondadoso. “La influencia de un carácter generoso y optimista puede ser contagioso e incluso revolucionar a un pueblo entero”. Estas son quizá las palabras más sabia encerradas en estas ciento cincuenta y cinco páginas y las que todos deberíamos tener presentes en nuestro día a día para así vivir en un mundo más alegre y optimista. Y es este entusiasmo y vitalidad el que queremos contagiarte desde aquí ahora que empieza el curso y, si sientes que se hace largo y tedioso, juega al juego de “estar contentos” de Pollyanna, busca motivos por los que alegrarte y recuerda: cuanto más difícil es encontrar un motivo, más emocionante es el juego. Sonia Rincón @inkwand

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: