Reseña: ¿Sales a jugar? de María Pascual

¿Sales a jugar? María Pascual, 2014 Editorial: Narval, 2015 ISBN: 9788494222870 42 páginas Género: Álbum ilustrado (+4): juegos tradicionales Info (sobre 5): Amistad: 5 Diversidad: 0 Romance: 0 Violencia: 0 Humor:1 Sales a jugar portada Sinopsis: En ¿Sales a jugar? vemos a un grupo de niños, niñas y algún que otro animal, jugando a diversos juegos tradicionales, pasándoselo pipa todos juntos. Los juegos que nos muestran son: el escondite inglés, el pañuelo, el sogatira, el balón prisionero, policías y ladrones y el churro-va. Opinión: Cuando Mercedes, la estupenda editora de Narval, me entregó este libro para reseñar durante la feria del libro de Madrid, yo no era consciente de que me entregaba un pequeño tesoro, porque eso es lo que es este álbum ilustrado, una joyita que padres e hijos pueden compartir juntos. La cubierta es maravillosa: esos niños junto a la puerta, como llamando a los demás amigos para que bajen a la calle a jugar, el “niño sacamoco”, como le ha bautizado mi hija, graciosísimo, el niño “delfín”, los animales…todo invita a prepararse para jugar de forma divertida, y es que no será menos. La autora hace un repaso a seis juegos tradicionales a los que han jugado muchas generaciones, por lo que es un libro ideal para que niños y padres lo lean juntos y rememoren la infancia de unos papis y mamis que verán con nostalgia esas ilustraciones (y de paso recordarán las instrucciones para jugar, ya que con el paso de los años quizá lo hayamos olvidado). Estos juegos pueden tener nombres diferentes según la zona en la que vivamos, pero la esencia es básicamente la misma, y serán reconocibles tanto por la descripción detallada de la autora en el texto como con las ilustraciones que lo acompañan. O quizá debería decir que es el texto el que acompaña a la ilustración. Lo bueno del libro es que no solo se lee el texto, sino que las ilustraciones hablan por sí solas, nos cuentan la historia de lo que hacen esos niños tan divertidos que han bajado a la calle a jugar, vemos cómo ganan, cómo pierden, cómo se alegran y cómo se enfadan. El estilo de las ilustraciones es muy curioso y seguro que a los niños les llama la atención: hay una mezcla de texturas, como si fuese un collage. Está dibujado en madera (o por lo menos lo parece), y tiene superpuestas algunas ilustraciones en papel o con telas, lo que le da al conjunto un aire novedoso y llamativo. La verdad es que decir que el libro produce nostalgia, como he dicho antes, se queda corto. Y también me hace sentir pena por lo poco que juegan hoy en día los niños en la calle. ¿Será que ya no saben jugar a estos juegos? ¡Pues con ¿Sales a jugar? ya no tienen excusa, ¡salgamos con ellos! Elena Martínez Blanco @ayalguita  

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: