Reseña: Tina superfriolera, de Lani Yamamoto

TINA SUPERFRIOLERA Lani Yamamoto, 2015 Traducción de Enrique Bernárdez Editorial: Nórdica Libros ISBN: 9788416440108 60 páginas Género: Cuento ilustrado(+6): Frío, imaginación, manualidades Info (sobre 5): Amistad: 3 Diversidad: 0 Romance: 0 Violencia:0  Humor:1 cubierta SINOPSIS Tina superfriolera, de la premiada autora e ilustradora Lani Yamamoto, cuenta una historia conmovedora de ingenio y amistad en medio del frío del invierno. Los que viven en climas más fríos, como la propia autora, saben muy bien de la energía y el ingenio que se dedica a mantener el calor durante los meses más fríos. Tina tiene frío e intenta mantenerse alejada del frío mundo exterior, pero al tiempo echa de menos lo que sucede fuera. Tina requerirá de lógica y ciencia para poder estar caliente y salir a la calle. Tina ha recibido múltiples premios en Islandia y también fue nominado para el prestigioso Premio de Literatura del Consejo Nórdico como uno de los mejores libros infantiles nórdicos. OPINIÓN Hay libros que son entretenidos, hay libros que son especiales y hay libros, como el que tenemos entre manos, que son verdaderas joyas, obras de arte elaboradas con el mayor mimo del mundo, y se nota. Tina superfriolera, de Lani Yamamoto y la editorial Nórdica, que empieza su andadura con libros infantiles después de una exitosa existencia con libros adultos, es un pequeño tesoro de esos que se leen y se releen y te provocan una sonrisa cada vez que lo terminas. Para empezar, la cubierta: en tela azul y con una ilustración central colorida de Tina. ¡En tela! Es que ya eso es un lujo hoy en día. Seguimos con un exlibris, para que el afortunado propietario de este cuento deje su nombre bien puesto (los tesoros hay que marcarlos bien para que no se pierdan en manos ajenas…).imagen Las ilustraciones son sencillas, en colores fríos, como el frío que siente la pobre Tina, que no consigue calentarse por más que haga. Hay una parte en la que inventa hasta un aparato para no tener que acercarse a la nevera, para que os imaginéis el frío que tiene. Pero claro, resulta que fuera ve niños que juegan y se divierten, incluso cuando está todo lleno de nieve, ¿cómo es posible? Llega un momento en que las ganas de pasarlo bien con sus nuevos amigos son tantas que decide inventar una cosa que le ayude a salir al exterior y disfrutar del sabor de la nieve en su lengua, las risas de los juegos y no temer al frío. Además del cuento en sí, al final encontramos las instrucciones para hacer punto con las manos, como hace Tina para entrar en calor, y la mágica receta de chocolate a la Tina, que seguro que nos mantendrá calentitos en las tardes de invierno. Lo dicho, una verdadera delicia de libro, un regalo para nuestros hijos que vamos a disfrutar todos en familia. Elena Martínez Blanco @ayalguita      

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: