Reseña: ¡Vaya semana de deberes!, de Amanda Lemos

¡VAYA SEMANA DE DEBERES! Amanda Lemos, 2015, ilustrado por Regina G. Cribeiro Ediciones Idampa. Colección: A la mochila azul. 97884 94318832 64 páginas Infantil (+6): Deberes, mentiras, escuela, confianza, casualidades, desgracias. Info (sobre 5): Amistad: 2 Diversidad: 0 Romance: 0 Violencia: 0 Humor:4 tapa Deberes MEDIA CAST SINOPSIS: Esta semana Clemente no trae los deberes hechos al cole ni un solo día. Para disculparse, cuenta unas historias increíbles que nadie se cree. Al final, la profe decide hablar con su madre y….   OPINIÓN: Vaya semanita de deberes, es una historia muy divertida, aunque a la vez nos hará plantearnos muchas cosas. La profesora de Clemente pone deberes todooossss los  días, y todos los días pregunta a los alumnos si los han hecho. Clemente nunca los trae, y cuenta las historias más disparatadas: que si se le ha incendiado la casa, que le ha caído un rayo a su abuelo, que se ha quedado encerrado en el ascensor…. La profesora al principio no se enfada en exceso pero según las “excusas van aumentado” va perdiendo los nervios. Además cada vez que Clemente cuenta una de sus anécdotas toda la clase se revoluciona porque alguien conoce a alguien que les ha pasado lo mismo, y no hay forma de callarlos (sabemos todos a lo que nos referimos, en alguna ocasión todos hemos padecido el revuelo general del aula hablando todos a la vez y súper emocionados con algo). La profesora cansada llama a la madre de Clemente para aclarar las cosas, ésta también llega tarde y pone una excusa. La profesora no puede más. Pero descubre que las excusas no son tales, que todo ha ocurrido en realidad, vamos una concatenación de desdichas. De su lectura podemos sacar muchas conclusiones los adultos. Estamos tan acostumbrados a la imaginación de los niños, además pensamos que como son pequeños sólo nos van a mentir, que nunca se nos ocurre pensar que podrían estar diciendo la verdad. Si a eso le sumamos que tal vez el niño en cuestión nos está revolucionando la clase, ¿para qué prestarle atención si es otra más de sus excusas y terminamos como el cuento “de viene el lobo”? Nos demuestra que hay que prestarle atención a los niños, escucharles y terminar haciendo lo que hace la profesora; preguntar, aunque tal vez no haya que esperar tanto. Por otra parte esto lo podemos hilar perfectamente con un tema de cadente actualidad: el debate de deberes sí o deberes no. Algunos pensaran que si no se les exigieran deberes no tendrían una rutina, aunque tendremos en el otro extremo las otras opiniones. En mi opinión un libro muy cortito pero con mucha esencia, de humor para los peques, sencillo de leer para primeros lectores gracias a su tipo de letra y el espaciado. Las ilustraciones muy coloridas, sin ser excesivas, a esta edad empieza a primar más el texto. Entran en juego ilustraciones menos explicativas pero que reflejan la situación por ejemplo los bocadillos de los textos. Rocío Carralón Moreno @RocioCarralon      

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: