Reseña: Vehículos de la ciudad, de Marc Clamens y Laurence Jammes

Vehículos de la ciudad Marc Clamens y Laurence Jammes Editorial: Combel 14 páginas ISBN: 9788491010111 Género: Libro ilustrado (+3), vehículos Info (sobre 5): Amistad: 0 Diversidad: 0 Humor: 0 Romance: 0 Violencia: 0 ZCB-010111 SINOPSIS ¿Sabes cómo es un camión de bomberos? ¿Y una grúa? ¿Conoces el ruido de la ambulancia cuando va a toda prisa? Descubre los vehículos de la ciudad en este pequeño imaginario pop-up que entusiasmará a niños y mayores. OPINIÓN Vehículos de ciudad es un libro con arte pop-up en tapa dura. Aprovechando desde las guardas mismas del libro para enseñarnos cómo son los distintos vehículos que podemos encontrar en una ciudad. Cada dos páginas nos muestran un vehículo diferente, que se nos muestra en pop-up al abrir dichas páginas. Además del dibujo, encontraremos una pequeña descripción de lo que hace cada uno y algunos del sonido peculiar que tienen (“Ni-no, ni-no” de las ambulancias y policía, por ejemplo). Nuestros peques se podrán familiarizar con grúas, autobuses, camiones de bomberos, camiones de la basura, ambulancias, taxis y furgones de policía. Vamos que después de leer este libro, sin duda van a poder identificarlos sin ningún problema. Además del texto, en el que como hemos dicho se describe lo que hace cada uno, en las ilustraciones que se elevan ante nosotros encontrarnos pequeñas sorpresas que van a hacer las delicias de los más pequeños, porque son cosas típicas del trabajo de cada vehículo que ellos mismos van a poder manipular: En el autobús, se abren las puertas por las que suben y bajan los pasajeros; en la grúa podrán elevar y bajar el gancho con el que la grúa coge a los coches; con el camión de bomberos experimentarán subiendo y bajando la escalera de rescate y abriendo una puertecita del camión que muestra elementos variados del trabajo de bombero; con el camión de la basura podrán meter y sacar un cubo del camión, lo que me ha parecido muy divertido; con la ambulancia podrán meter y sacar de la parte trasera a un enfermo en camilla; con el taxi podrán abrir y cerrar la puerta del pasajero y con el furgón de la policía van a poder abrir la puerta lateral por la que salen los policías (o entran los detenidos). Antes de leer el libro, podemos preguntarles qué vehículos de ciudad conocen y para qué creen que sirven, para que vayan comparando lo que han dicho con lo que van a encontrar en el libro. Por otra parte, una vez terminado de leer (y de jugar con él, que es importante que jueguen), podemos aprovechar a dar un paseo con ellos por nuestra ciudad e intentar descubrir los vehículos del libro e identificarlos correctamente. Al volver a casa, se puede hacer un dibujo del vehículo favorito que hayan encontrado en el libro y diseñarlo a su manera, por ejemplo. Desde luego, es un libro que va a tener mucho éxito entre los peques, interesante, entretenido y con sorpresas fáciles de manejar por los más jóvenes lectores. Elena Martínez Blanco @ayalguita  

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: